domingo. 17.01.2021 |
El tiempo
domingo. 17.01.2021
El tiempo

La Xunta, dispuesta a negociar el sentido único para A Barca

El puente de A Barca sigue sin varias planchas que los temporales arrancaron el pasado invierno
El puente de A Barca sigue sin varias planchas que los temporales arrancaron el pasado invierno
La primera intervención en el puente se centrará en la reforma de la cubierta, que está dañada ▶Rueda habla de proyecto "ambicioso" y de "importante" inversión

La Xunta está dispuesta a negociar cambios de tráfico en A Barca para que el puente tenga un único sentido de circulación. El vicepresidente gallego, Alfonso Rueda, abrió este martes esta posibilidad al ser preguntado por el futuro del viaducto, en el que se proyecta la reforma de su cubierta, muy dañada debido a su antigüedad y al efecto de los temporales que el pasado invierno provocaron daños en el mismo.

El objetivo a corto plazo del Gobierno autonómico es mantener el doble carril, de entrada y salida a la ciudad. "Pero todo se pode falar", anunció Rueda.

La primera intervención en el puente será estética. Se mejorará su cubierta y se sanearán aquellos puntos de la estructura que están más deteriorados. "Estamos ultimando un proxecto no que se vai garantir a seguridade da estrutura e reforzar a seguridade dos que agora pasan por aí, especialmente peóns", explicó.

El número dos del Ejecutivo gallego reconoció el "evidente mal estado" del armazón por el que caminan los usuarios del puente que une los municipios de Poio y Pontevedra y señaló que su mejora conllevará una "importante" inversión. "Trátase dun proxecto ambicioso", subrayó.

La intención de la Consellería de Infraestruturas, que es la que gestiona la obra, es que sea similar a la solución ideada para el puente de As Correntes.

La intervención en esta infraestructura se producirá casi un año después de que un informe técnico del Concello revelase riesgos para los peatones que cruzan el puente a diario. El servicio de Bombeiros urgió una actuación por el peligro de electrocución y por posibles nuevos desprendimientos en la cubierta. El Gobierno local llegó a proponer a la Xunta que se cortara el paso de los viandantes para garantizar su seguridad en caso de nuevos temporales. Los del pasado invierno aumentaron el deterioro del viaducto. Su marquesina, que ahora será objeto de mejoras, tiene más de 20 años de antigüedad.

El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, espera conocer el proyecto de reforma. "Significa un avance que se recoñeza que hai que actuar porque é unha ponte que ten a súa idade", dijo durante la visita a la futura Cidade da Xustiza.

El Concello capitalino apuesta porque la obra suponga un aumento de las aceras y se discutan cambios en el tráfico, implantando el sentido único aprovechando así el puente de As Correntes. "Falaremos cos concellos de Pontevedra e Poio para ver as alternativas de tráfico", indicó Rueda.

La Xunta, dispuesta a negociar el sentido único para A Barca
Comentarios