Sábado. 16.12.2017 |
El tiempo
Sábado. 16.12.2017
El tiempo

Las obras de ensanche del Camiño da Granxa acabarán en Semana Santa

Todo apunta a que, finalmente, el lavadero de la zona no será reubicado en otro emplazamiento
Todo apunta a que, finalmente, el lavadero de la zona no será reubicado en otro emplazamiento
La actuación se realiza a petición de varios vecinos de la parroquia de Raxó ► En algunos tramos la falta de espacio impedía el tránsito de vehículos

Si las condiciones meteorológicas continúan siendo benévolas, los trabajos de mejora del Camiño da Granxa, en la parroquia de Raxó, podrían finalizar muy pronto. El Gobierno municipal se muestra confiado en que la actuación, cuyo fin principal es ampliar el espacio a ambos márgenes del vial secundario, pueda estar lista antes de Semana Santa. El concelleiro de Urbanismo, Gregorio Agís, destaca el buen ritmo que llevan las obras. "É moi probable que en breve xa se comece a asfaltar", señaló el jueves.

Cabe recordar que la ampliación del Camiño da Granxa es una demanda de varios residentes en la zona. Y es que en algunos de los tramos más estrechos del vial municipal no existía espacio suficiente para el tránsito de vehículos. Incluso llegó a darse el caso, hace poco más de un año, de que una ambulancia quedó atrapada cuando acudió a la zona para prestar auxilio a un vecino. Fue a raíz de ese incidente cuando un grupo de vecinos comenzó a mantener reuniones con el Concello y a acudir a las sesiones plenarias, a fin de que el bipartito tuviese en cuenta su demanda.

Algunos residentes apuestan por reubicar el lavadero en la Praza Lepoldo Nóvoa, situada muy cerca de la zona



Además del ensanchamiento del camino, los afectados también quieren que se tengan en cuenta otras actuaciones de cara al futuro, ya que se trata de una zona que, si bien durante el invierno suele ser tranquila, en verano registra un mayor tránsito, al encontrarse en una zona turística.

LAVADERO. Lo que parece poco probable es que el lavadero situado en las inmediaciones del Camiño da Granxa vaya a ser trasladado. Esta petición también fue formulada en su momento por algunos vecinos. No obstante, fuentes municipales aclaran que "non existe consenso sobre este tema".

Los partidarios de cambiar el emplazamiento de la estructura apuestan porque sea reubicado en la Praza Leopoldo Nóvoa. Incluso se llegó a impulsar una recogida de firmas para que esta actuación se lleve a cabo.

No obstante, el Concello de Poio también recuerda que el lavadero tiene valor patrimonial, lo que dificultaría esta actuación.

Las obras de ensanche del Camiño da Granxa acabarán en Semana Santa
Comentarios