lunes. 18.11.2019 |
El tiempo
lunes. 18.11.2019
El tiempo

Lleno total en la playa fluvial y el monasterio

Muchos visitantes se hicieron con souvenirs
Muchos visitantes se hicieron con souvenirs
Personas de todas las edades acudieron a los eventos del día ► San Bieito fue el gran protagonista de la jornada

La suma de la variedad de la oferta gastronómica y lúdica que hubo este martes en las inmediaciones del monasterio benedictino de Lérez y las buenas condiciones meteorológicas tuvo como resultado una jornada inmejorable para los millares de personas que se congregaron en la zona. Así, durante toda la mañana, el ambiente en las inmediaciones de San Bieito fue espectacular, ya que gente de todas las edades se acercó a la primera gran fiesta de la temporada estival en Pontevedra para realizar los diferentes ritos o, simplemente, para gozar de las actividades de la jornada.

El aroma del pulpo y el churrasco se mezcló con las voces de los visitantes para crear una atmósfera poblada de matices. Todo estaba a rebosar. Gente de todas las edades se acercó a la primera gran fiesta del verano pontevedrés.

En el perímetro del edificio religioso se sucedían los puestos de comida y las atracciones dedicadas a los más pequeños, entre las que se podían contar varios hinchables y una cama elástica. Aun así, los actos litúrgicos fueron los que causaron una mayor expectación en los visitantes.

Las ofrendas, tanto de velas como de huevos o gallinas, se llevaron a cabo en una pequeña sala de la construcción religiosa en la que, además, se podía conseguir aceite y recuerdos y ofrecer limosnas al santo. A las 13.00 horas, como estaba programado, se ofició la misa principal. Debido a que el recinto estaba lleno, muchas personas debieron escuchar desde fuera el oficio religioso.

Al finalizar, aproximadamente a las 13.30 horas, las campanas del monasterio benedictino del Divino Salvador de Lérez comenzaron a sonar para recordar el inicio de la procesión del santo, que tuvo una concurrencia multitudinaria. La imagen del 'máis milagreiro' salió, como de costumbre, adornada con billetes, y fue seguida por los fieles.

A parte de San Bieito, hubo otros grandes protagonistas: los numerosos medios de comunicación que se congregaron para cubrir la cita. De este modo, las cámaras de fotografía y vídeo, los micrófonos y las grabadoras poblaron la parroquia de Lérez.

RÍO. La playa fluvial fue el otro emplazamiento clave del programa, puesto que allí tuvieron lugar la 'mejillonada' y la verbena popular.

La concejala de Seguridade Cidadá, Festas e Urbanismo, Carme da Silva, explicó que "a xente respondeu moi ben a este emprazamento". Así, la tradición de comer en familia en las proximidades de la fiesta se está retomando, y cada año son más los fieles que se disponen a disfrutar de una jornada al aire libre con sus seres queridos. "Volve a tradición, pouco a pouco, de xantar sardiñas por San Benitiño", apuntó da Silva.

Lleno total en la playa fluvial y el monasterio
Comentarios