martes. 30.11.2021 |
El tiempo
martes. 30.11.2021
El tiempo

Los bajos precios empañan la vuelta al marisqueo en Lourizán como zona B

marisqueo.JPG
marisqueo.JPG

 «Estamos muy contentos. Hay bastante almeja y berberecho y de buena calidad». Así resumió la presidenta de la Agrupación de Marisqueo a Pie de Lourizán, María Jesús Martínez, la jornada de extracción realizada ayer en los bancos de Os Praceres, la primera en el último año y nueve meses.

El regreso de los mariscadores a esta playa ha sido posible gracias a su reclasificación como zona B provisional (apta para extraer bivalvos para comercializar en fresco) y el resultado de la extracción fue muy satisfactorio, según explicaron los propios trabajadores, aunque la alegría se desinfló por la tarde, con la subasta celebrada en la lonja de Campelo.

Los bajos precios obligaron a devolver al mar un total de 509 kilos de almeja fina (149 de categoría A y 360 de categoría B), puesto que no alcanzaron la cotización mínima, que es de 20 y 15 euros por kilo, respectivamente.

Además, la escasa demanda llevó a las agrupaciones de marisqueo a suspender la extracción de almeja fina para el día de hoy y para el de mañana.

Según explicó la Lonxa, los mariscadores saldrán a faenar, pero sólo recogerán berberecho y almeja japónica.

En total, ayer acudieron a la playa de Lourizán alrededor de 400 socios del sector de a pie de las cofradías de San Telmo de Pontevedra, San Gregorio de Raxó y San Andrés de Lourizán, que extrajeron un total de 6.850 kilos de bivalvos (se vendieron 6.341).

De la mercancía comercializada, la almeja fina de clase extra (la de mayor tamaño y calidad) se pagó a un precio medio de 25,80 euros por kilo; la de tipo A alcanzó los 20 euros; y la B se quedó en una media de 15,09 euros.

La almeja japónica cotizó a 6,05 euros; y el berberecho extra llegó a una media de 7,53 euros por kilo; el A se pagó a 3,41 euros; y el B, a 2,32.

Los bajos precios empañaron la alegría de los mariscadores por sus buenas capturas. Tal y como había indicado la presidenta de la Agrupación de Lourizán, María Jseús Martínez, antes de la subasta, «todo el mundo consiguió las cuotas, que eran de 7 kilos de almeja japónica; 5 de berberecho, y 2 de fina; y era de bastante buena calidad, sobre todo el berberecho y la almeja A. Estamos muy contentos de ver que hay buena mercancía, ya que llevábamos casi dos años sin trabajar en esta playa. Aunque haya quien puede pensar que así habría más almejas acumuladas, la verdad es que esto no funciona así: las playas producen más cuanto más se trabajan. Dejarlas descansar tanto tiempo no es bueno».

Martínez indicó que los resultados de la jornada de extracción «fueron más o menos como pensábamos que serían», aunque el optimismo se truncó por la tarde en la lonja.

Además de los mariscadores del sector de a pie, ayer también acudieron a faenar los del sector de a flote, que llevaron a la lonja un total de 552,46 kilos de moluscos.

Los bajos precios empañan la vuelta al marisqueo en Lourizán como...
Comentarios
ç