Los cazadores y los sindicatos no alcalzan sus reivindicaciones

Un momento de la reunión de ayer (Foto: DP)
photo_camera Un momento de la reunión de ayer (Foto: DP)

LALÍN. La reunión celebrada ayer entre los sindicatos agrarios y responsables del sector cinegético con varios representantes de la Xefatura Territorial de Medio Ambiente no dio los resultados esperados. Los sindicatos y las sociedades de caza llegaron a Pontevedra con una serie de propuestas para acabar con la superpoblación de jabalís en las tierras de Deza-Tabeirós pero se encontraron con la reticencia del departamento autonómico, que declinó parte de las propuestas y negó que hubiese un número excesivo de cerdos salvajes, a pesar de los cuantioso sdaños que han ocasionado en las explotaciones.

Una de las proposiciones que defienden tanto las organizaciones sindicales como los miembros de las asociaciones de caza es la posibilidad de impulsar la captura del jabato, lo que haría huir a los ejemplares más adultos. Para José Martín, responsable de la caza mayor en Lalín, "é a solución máis efectiva". Sin embargo, esto es inviable para el organismo autonómico. Otra de las propuestas que se debatió fue la posibilidad de aprovechar las fincas del Banco de Terras llenándolas de cultivos que disuadan a la fauna salvaje de aproximarse a las parcelas de los agricultores y ganaderos.

Para el representante de UU AA, Román Santalla, la junta fue "construtiva" y agradece especialmente el apoyo del sector de la caza. El sindicato tiente previsto reunirse con todos los grupos parlamentarios para trasmitirles sus preocupaciones, así como las alegaciones que presentarán por la Ley de Caza.

Ambas partes, cazadores y ganaderos, están de acuerdo en que la Xunta debe implicarse y "facilitarnos as posibilidades para que poidamos reducir a cantidade de porcos salvaxes", afirma Santalla. Las batidas de los jabalís, a pesar del retraso de la concesión de las licencias, empiezan hoy.

Comentarios