Lunes. 17.06.2019 |
El tiempo
Lunes. 17.06.2019
El tiempo

Los comuneros de Godos plantarán 18.000 olivos

En los terrenos de la iglesia parroquial de Setecoros (Valga) crecen varios centenares de olivos
En los terrenos de la iglesia parroquial de Setecoros (Valga) crecen varios centenares de olivos
La producción anual prevista está estipulada en 12.000 kilos de aceituna

La Comunidade de Montes de Godos (Caldas de Reis) está realizando los últimos trámites para llevar a cabo una plantación de olivos. En su proyecto figura cultivar una superficie de diez hectáreas, en las que tiene previsto plantar 18.000 arbustos, cuya producción será de 12.000 kilos de aceituna al año, cuando alcance su nivel óptimo.

La parcela que tienen previsto destinar los comuneros a esta actividad fue elegida después de que varios técnicos hubiesen realizado un estudio a fondo del terreno, para seleccionar un paraje que reuniese dos características.

Una exigencia es que esté orientada de tal forma que cuente con abundante luz solar, para acelerar el proceso de la maduración, y la otra, que el terreno tenga un desnivel máximo del 20%, condición necesaria para permitir el uso de medios mecánicos.

Está previsto que la plantación se realice en los meses de septiembre u octubre, coincidiendo con un período vegetativo de la tierra, y necesitará ser sometida a riegos periódicos. A través de este sistema también le será aplicado el abonado por goteo. Teniendo en cuenta el ritmo biológico de los olivos, comenzará a producir una vez transcurridos tres años.

La variedad elegida es la Arbequina, que se caracteriza por su pequeño tamaño, peculiaridad que se compensa por la alta productividad, que oscila entre seis y ocho kilos por plantón a la edad de siete años, momento en el que alcanza su máxima rentabilidad.

Esta iniciativa está avalada por la empresa Aceites Abril, que tiene su domicilio social y sus instalaciones de procesado en Ourense, cuenta con instalaciones en el puerto de Vilagarcía y garantiza la compra de toda la producción a los comuneros de Godos.

Esta firma dio el visto bueno al proyecto, al considerar que resulta idóneo, y también supervisa el que gestionan los comuneros de Filgueira (Cerdedo). La mayor dificultad de una iniciativa de esta envergadura estriba en el alto coste de la planta y de una infraestructura vital como es el riego.

En el olivo es un factor fundamental contar con todas las garantías sanitarias, de procedencia y calidad. Su precio depende de cada campaña.

En cuanto al riego, esta infraestructura supone gran parte del coste de la obra y es difícil de cuantificarlo de forma genérica, pues depende de la captación, del suministro del agua y de la posibilidad de implantarlo por gravedad, pero puede suponer el 30% del valor total del proyecto.

Los comuneros de Godos plantarán 18.000 olivos
Comentarios