Los disturbios en Egipto causan al menos 578 muertos

El Ministerio de Sanidad informó hoy de que al menos 578 personas murieron y 4.200 resultaron heridas en los disturbios del miércoles en Egipto, desencadenados tras la operación policial lanzada para desmantelar las acampadas de los islamistas.

El portavoz de dicho departamento, Mohamed Fathalá, apuntó que el mayor número de fallecidos en El Cairo se registró en la acampada de los seguidores del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi en la plaza de Rabea al Adauiya, que fue destruida por las fuerzas de seguridad y donde 137 personas murieron.

También en la capital, hubo 57 muertos en la plaza del Nahda, donde se ubicaba la otra acampada islamista desmantelada, y en Heluan, donde 29 personas perdieron la vida en enfrentamientos.

Fathalá agregó que en el resto de provincias un total de 198 personas perecieron por la violencia.

Y, once policías murieron hoy en varios ataques armados a un puesto de control policial en la localidad de Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí, en el este de Egipto, según informaron a Efe fuentes de seguridad.

En cuanto a los heridos, el portavoz explicó que 2.916 recibieron disparos de bala y de perdigones, mientras que el resto sufre quemaduras y fracturas. Unos 466 heridos han sido ya dados de alta de los hospitales.

Las autoridades decretaron ayer el estado de emergencia durante un mes e impusieron, de manera indefinida, el toque de queda a partir de las 19.00 hasta las 6.00 hora local en 14 de las 27 provincias del país.

Después del inicio de la operación policial contra las acampadas, los Hermanos Musulmanes hicieron llamamientos a sus partidarios para que salieran a las calles de Egipto, lo que degeneró en choques con las fuerzas del orden y opositores al depuesto mandatario.

Munición real contra los atacantes

Por su parte, el ministerio egipcio del Interior afirmó hoy que ha dado instrucciones a sus fuerzas para que empleen munición real para afrontar cualquier ataque contra las instituciones gubernamentales y los efectivos del orden.

En un comunicado, el Ministerio apuntó que ha tomado esta decisión "a la luz de los ataques terroristas de los Hermanos Musulmanes contra instituciones y la policía, sus intentos de apoderarse de armas y el corte de caminos para sembrar el caos".

Comentarios