domingo. 25.10.2020 |
El tiempo
domingo. 25.10.2020
El tiempo

Los preferentistas consideran constatado que hubo una ''estafa''

Protesta ante los juzgados compostelanos (AGN / Pepe Ferrín)

La Plataforma de Afectados por las preferentes de Santiago de Compostela considera que la metodología aprobada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) constata el "vacío legal" que existía hasta ahora en la venta de productos financieros.

El nuevo método del CNMV es un sistema de clasificación de los instrumentos financieros que, a modo de semáforo con cinco colores, del verde al rojo, advertirá a los consumidores del riesgo económico que conlleva adquirirlos.

"Cuando una medida tiene que ser tan gráfica para que los ciudadanos entiendan... es que olía a podrido'', ha sentenciado el portavoz de la plataforma de afectados de Compostela, Jesús Domínguez, en declaraciones a los medios con motivo de un nuevo juicio celebrado en la capital gallega.

A su entender, este nuevo método advierte del "aprovechamiento" de las entidades para "engañar" mediante la venta de productos que conllevan riesgo para los pequeños ahorradores.

Aún así, Domínguez ha recordado que la "única preocupación" del Mercado de Valores ha sido que las entidades "ganen mucho dinero, y no defender ni impedir que los ciudadanos sean engañados".

En ese sentido, ha criticado que de esta forma, el organismo reconoce su "propio error" al no haber velado por la "supervisión y el control" de bancos y cajas, pero al mismo tiempo sigue sin asumir "ninguna responsabilidad".

Domínguez ha hecho estas declaraciones en una concentración de su plataforma, que se ha reunido esta mañana ante los juzgados de la capital gallega con motivo de la celebración de un juicio a un matrimonio de afectados de este colectivo contra la entidad para reclamar la devolución de sus ahorros.

Uno de ellos, Ramiro Iglesias Pazos, ha explicado previamente a la vista oral, que la vía judicial ha sido su última opción, ya que en dos ocasiones anteriores había solicitado el servicio de arbitraje, "pero nada, no me llamaron", ha lamentado.

Tras ello, ha proseguido, demandó que le devolviesen sus ahorros, 23.400 euros que invirtió en preferentes y deuda subordinada, y ha contado que en el banco no sabían explicarle "qué era eso", ni a su mujer ni a él.

Antes del juicio se ha mostrado confiado ante la recuperación de su dinero, que, ha recordado, ganó trabajando en Suiza, "y aquí me robaron".

El portavoz de la plataforma, Jesús Domínguez ha insistido en que "historias como estas se repiten a diario", y en que incluso "están apareciendo nuevos casos" de personas que "se acaban de enterar que tienen preferentes", sin respuesta por parte de las entidades que alegan que "ni siquiera tienen la documentación, ni los contratos iniciales".

Los preferentistas consideran constatado que hubo una ''estafa''
Comentarios