Viernes. 24.11.2017 |
El tiempo
Viernes. 24.11.2017
El tiempo

Los vecinos se quejan del mal estado en que se encuentra el río Lameira

Cañerías y arquetas del río Lameira
Cañerías y arquetas del río Lameira
Según los afectados, un animal que llevaba días muerto y el desbordamiento de las arquetas que contienen los desechos fecales contribuyen a la "contaminación" del agua del cauce

La presencia de un gato muerto en la zona alta del río Lameira ha desatado la preocupación de algunos vecinos sobre el estado en el que se encuentra el cauce. El río está situado en una zona muy transitada, al lado de un colegio y de un pabellón de fútbol sala, y tras la Barriada de Suboficiales y el Centro de Saúde de la villa marinense.

Se trata también de un espacio muy utilizado por los dueños de perros, que suelen sacarlos a pasear por la zona. Son precisamente estos vecinos quienes dan la voz de alarma. Según explicaron este martes por la mañana a este diario, un gato en estado de descomposición llevaba días tirado en el río, a la altura del Camino Cuesta Sequelo. Los vecinos apuntan que la primera vez que vieron al animal fue el pasado fin de semana y aseguran que la tarde del lunes vieron a agentes de Seprona y la Policía Local yendo hacia la zona en la que se encontraba. Supusieron entonces que lo retirarían, pero este martes por la mañana el animal seguía en el mismo sitio.

Mientras estaban reunidos al lado del río, una de las vecinas comentaba el caso de un perro con una infección en la piel tras haberse bañado en el Lameira, por lo que la relacionan con la "contaminación del agua", que creen que no se debe sólo a la presencia en el cauce del animal muerto.

Los residentes en la zona aseguran que a la descomposición del animal se le añade el problema de las arquetas situadas en el propio río, que sirven para canalizar los residuos fecales. Afirman que estas desbordan y lo desechos acaban en el agua del Lameira. Sospechan que con ello se está contaminando el río. "El otro día estaba todo lleno de una espumilla blanca", aseguraba un peatón que paseaba por la zona con su perro.

Caminando por el paseo que bordea el río, una vecina mostraba su preocupación por lo que podía apreciar a simple vista: cañerías rotas, arquetas desgastadas y rocas de gran tamaño caídas sobre las grandes tuberías que se sitúan en el fondo del río. Destacaba, además, el mal aspecto que las mismas le confieren al lugar.

Por su parte, fuentes de la Policía Local aseguraron que en ningún momento recibieron aviso alguno sobre dicho animal, hasta este martes por la mañana. Sin embargo, sí fueron avisados de un gato muerto y en estado de descomposición en la entrada principal del Colegio Sequelo, por lo que, tanto la Policia Local como la concelleira de Medio Ambiente, Marián Sanmartín, sospechan que se trata del mismo gato y que alguien lo tiró al cauce.

"El aviso de que había un gato muerto en el río fue de esta mañana", afirmaba Sanmartín. Sin embargo, el olor a putrefacción que desprendía el animal muerto era una prueba clara de que llevaba ahí más tiempo. Además, aseguró a este diario que en ese mismo momento daría el aviso para que fueran a retirarlo.

En cuanto al hecho de que las arquetas puedan estar desbordando aguas fecales, afirma que no tenía noticia de ello. Finalmente, el animal en estado de descomposición fue retirado este martes al mediodía del río.

Los vecinos se quejan del mal estado en que se encuentra el río...