Lourizán prioriza el análisis del suelo quemado en zonas de mayor riesgo de erosión

Cristina Fernández, investigadora del equipo de Protección Forestal del CIFL, explica que el primer paso en la recuperación es evaluar el efecto del fuego en matorrales y donde las llamas saltaron de copa en copa
Fernández explica el plan de actuación a la conselleira de Medio Rural en su visita del martes
photo_camera Fernández explica el plan de actuación a la conselleira de Medio Rural en su visita del martes

El Centro de Investigación Forestal de Lourizán, que dirigirá la recuperación de las zonas dañadas por los incendios del pasado 15 de octubre y días sucesivos en Galicia, priorizará el análisis de las áreas calcinadas en zonas de mayor riesgo de erosión del suelo y donde puedan producirse escorrentías que arrastren las cenizas hasta los ríos y el mar.

Así lo explicó este miércoles Cristina Fernández, investigadora del equipo de Protección Forestal del CIF de Lourizán, después de que el pasado martes el centro recibiera la visita de la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, y del director xeral de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto.

Desde esta semana ya se encuentran profesionales sobre el terreno para iniciar los primeros trabajos de recuperación. Fernández señaló que el primer paso de la coordinación técnica que realiza su equipo es "a avaliación do efecto do lume en áreas de matogueira ou onde se produciu o lume de copa, onde pode haber máis risco de erosión grave", por lo que hay que estudiar el grado de afectación.

Asimismo, también se llevará a cabo una "fase de gabinete" en la que se tendrán en cuenta los datos satelitales y cartografía variada. Toda esta información se transmitirá a los equipos que ejecutarán los tratamientos sobre el terreno.

Se trata de una "avaliación de severidade" en la que se "demostrará o grao de afección" del suelo, pero también se prestará especial atención al drenaje de pistas y cunetas. "Son cuestións que teñen moita importancia na xeración de escorrentías", por lo que la evaluación servirá para ver si es necesario ejecutar movimientos de sedimentos. El equipo de Lourizán también coordinará la ejecución de los trabajos.

Sobre lo que la población debe hacer y lo que no ante la situación de los montes, Fernández lo resumió en una frase: "o que hai que facer é esperar un pouquiño", ya que está previsto canalizar numerosas acciones, pero, en primer lugar, se debe "deixar traballar á Administración" y, posteriormente, "xa se buscará como canalizar o voluntariado". Lo más importante, tal como subrayó la semana pasada en una entrevista concedida a Diario de Pontevedra, es "que non vaian pisar sen control".

CONSEJOS. Fue hace una semana, en plena vorágine incendiaria, con algunos fuegos todavía activos, cuando la ola de solidaridad amenazaba con causar más daño todavía en el suelo afectado. "O risco máis grande que hai agora mesmo é a perda de solo e a posible erosión, que poden xerar contaminación. O principal é protexelo", explicó.

Galicia es de las pocas comunidades autónomas que realiza trabajos de control de la erosión de manera amplia desde 2010. "Precisamos tempo, porque o que ocorreu este ano non é común polo fenómeno meteorolóxico que acompañou aos incendios", subrayó. De hecho, su equipo está realizando actualmente los controles de regenerado natural de los incendios sufridos el año pasado en Soutomaior "e hai unha rexeneración moi boa, pero necesitamos tempo".

La evaluación, apuntó, tiene que ser "rápida, cuestión de semanas", siempre siguiendo al dedillo el protocolo establecido. "O incendio non é homoxéneo na súa afección e nalgúns casos non hai que facer nada máis que deixar pasar o tempo. Hai que saber que a cuberta orgánica está queimada e moitas outras cuestións".

En todo caso, Fernández destacó la importancia de "deixar traballar aos técnicos antes de actuar", un mensaje dirigido especialmente a la población dispuesta a echarse al monte a "axudar". "En sitios onde hai unha grande afectación do lume non é seguro que pase a xente por alí. Hai que esperar".

Comentarios