Louzán anuncia para el verano de 2014 la apertura de las pousadas rurales

MEAÑO. Un largo y prolijo proceso que comenzó en el año 2007 finalizará durante el verano de 2014, cuando estén operativas y abiertas al público las instalaciones de los cuatro establecimientos que forman la red de pousadas rurales de la comarca. El anuncio fue realizado ayer por el presidente de la institución que promueve esta iniciativa, la Deputación, Rafael Louzán, en Meaño.

La gestión de los cuatros centros, situados en Meaño, Ribadumia, O Grove y Meis, será realizada por una empresa y el resultado del concurso de adjudicación se conocerá durante el mes de noviembre. Las obras de construcción y reforma finalizaron y está pendiente la dotación de su equipamiento, que supondrá una inversión que Louzán cifró entre uno y dos millones de euros. Todavía no ha quedado establecido a quien corresponderá hacer el pago, aunque el presidente considera que debería ser la empresa que resulte seleccionada.

Tampoco fue aprobado el desembolso que deberá realizar por hacerse con la gestión ni el plazo, agregó el presidente de la Deputación, que puntualizó que no pagará un canon anual en efectivo, porque así lo establecen las condiciones para recibir los fondos procedentes de la Unión Europea con los que fueron financiados las obras.

No obstante, la concesionaria compensará a la Deputación a través de una fórmula que todavía no ha sido aprobada, y entre las mejoras que figura en el pliego de condiciones está la contratación de personal con discapacidad y la creación de ciclos formativos en la rama de hostelería.

Durante una visita a la pousada de Meaño, en la que estuvo acompañada por su alcaldesa, Lourdes Ucha, Louzán subrayó que esta iniciativa, con 15 millones de euros de inversión, creó 150 puestos de trabajo durante tres años y permitió a la Deputación hacerse con tres edificios (el de O Grove ya era de su propiedad) y 40.000 metros cuadrados de terreno.

Valoración

El presidente expresó su confianza en el éxito de una oferta hotelera de calidad y diferente, porque los cuatro edificios son totalmente accesibles, aunque pidió paciencia y comprensión porque su inauguración se producirá en un coyuntura económica difícil. Rafael Louzán instó a la opinión públicas a que valore el proyecto en su conjunto.

El presidente de la Deputación aprovechó su visita para anunciar la inminente adjudicación de un proyecto cuya finalidad es hacer accesibles los espacios públicos de O Salnés y convertir a esta comarca en la primera de Galicia totalmente adaptada para las personas con algún tipo de discapacidad.

Para hacerlo posible serán realizadas obras de acondicionamiento en lugares de interés turístico, cultural y de esparcimiento como playas, iglesias o monumentos. La inversión destinada a esta actuación asciende a 250.000 euros y será sufragada por la Deputación Provincial y la Secretaría Xeral de Turismo.

Comentarios