martes. 24.11.2020 |
El tiempo
martes. 24.11.2020
El tiempo

Luz roja en la Carballeira de Caldas

Uno de los asuntos que se tratará en el Pleno de hoy será el del calamitoso estado de la Carballeira. rafa fariña
Uno de los asuntos que se tratará en el Pleno de hoy será el del calamitoso estado de la Carballeira. rafa fariña

CALDAS. El último temporal ha dejado en evidencia la situación de emergencia de la ‘senlleira’ carballeira de Caldas, con numerosos árboles dañados, podridos o literalmente muertos que, además de un problema de conservación del patrimonio natural, suponen un riesgo. Con el que derribó Dirk son ya cinco los ejemplares de la robleda que se han desplomado este año. La emblemática Carballeira ha encendido la luz roja.

El alcalde, José Manuel Rey, descartaba hace unos días atender la petición lanzada por Anova-Umia de precintar el recinto -una solicitud que se acompañaba de muchas otras medidas-. Lo sigue descartando, pero prueba de la preocupación que en el Gobierno local causa el asunto es que, ayer por la mañana, Rey lanzó otro SOS a la Xunta. Además del dinero que da por seguro que habrá que pedir, quiere su apoyo técnico. Ya lo había demandado, pero en la jornada de ayer lo reclamó «con urgencia». Rey se puso en contacto con la responsable de Conservación da Natureza, Verónica Tellado, y lo que le dijo se resume en «hay que actuar ya». Le pidió que envíe con premura a técnicos de la Consellería de Medio Ambiente para que evalúen la situación y para que propongan una hoja de ruta.

Dado que el Concello aún no ha recibido el informe que están elaborando técnicos de la Estación Fitopatolóxica do Areeiro -un documento que completará el elaborado a nivel municipal-, el alcalde no sabe ni cuánto costará ni sobre cuántos carballos habrá que actuar, qué cifra de nuevas plantaciones se requieren y cuáles solo precisan una poda. Pero hay un par de cuestiones que el regidor tiene claras: «Hay que acometer los trabajos cueste lo que cueste» y, como presupone que «será moito», aunque no se atreve a lanzar una cifra, «seguro que os hai que facer por fases» porque, además talas, podas y aplicación de tratamientos, el informe del que se dispone recomienda descompactar la Carballeira para hacer más permeable la superficie. Son alrededor de 120 carballos, de los que se está haciendo una ficha individualizada en O Areeiro.

Las polémicas obras

Gran parte de la inversión será en mano de obra, por lo que el Concello espera ahorrar con el trabajo de la plantilla de operarios municipal. Aguarda una financiación a tres bandas, Concello, Xunta y Deputación y, sobre todo, espera que se pueda actuar con agilidad porque la primavera es la época ideal para las podas y plantaciones.

No hay mal que por bien no venga, dice el refranero popular. Lo único bueno, entre comillas, del paso del Dirk tiene cariz político y solo para los socialistas. La zona en la que cayó el quinto roble no se corresponde con el área en la que se realizaron las obras.

«Eso demuestra que teníamos razón», dijo el alcalde, añadiendo que «a alguno debería caerle la cara de vergüenza» por achacar el calamitoso estado de la carballeira a aquellos trabajos. Dirk confirmó, en todo caso, que la carballeira está enferma.

«Problema grave»

El PP pide vallar o limitar el acceso en la zona de paso

«Estamos absolutamente alucinados co que está pasando coa Carballeira». En estos términos se expresaba ayer el portavoz del principal partido de la oposición de Caldas, Jesús Goldar (PP), que califica de la situación de «moi grave». Por eso, los ‘populares’ pedirán en el Pleno de hoy -mediante un ruego o una moción de urgencia- que el Gobierno local «tome en serio dunha vez este asunto, que xa non é puntual», y que encargue un estudio no para precintar toda la Carballeira, pero sí para evaluar técnicamente la posibilidad de vallar o limitar el paso en la zona más próxima a la N-640, por donde transitan vecinos y escolares. Goldar ofrecerá -de hecho, asegura, ya lo hizo en una reciente reunión informal con el regidor- el apoyo de su grupo incluso para reivindicar apoyo económico en la Xunta. «Isto trascende o político. Como representantes públicos, e sen obviar a crítica que nos corresponde, é a nosa obriga velar por este patrimonio natural». Le recuerda al alcalde que a comienzos de la década pasada el PP ya propuso medidas. Entonces, recalcó, «chamáronnos alarmistas». Eso sí es evidente. Los males de la Carballeira se incubaron hace años.

Luz roja en la Carballeira de Caldas
Comentarios