A Mariña, sin luz a causa de vientos de hasta 180 km/h

El viento es hoy el gran protagonista de la actualidad meteorológica, con rachas que están causando numerosos problemas y han llegado a alcanzar los 166 kilómetros por hora en el cabo de Estaca de Bares, en el límite entre las provincias de A Coruña y Lugo, según la delegación de la Aemet en Galicia y dejado sin luz a miles de personas de la costa lucense.

No es la primera vez este año que el temporal sopla con tanto ímpetu en la región, pues ya a finales de enero se alcanzaron los 170 km/h, si bien el récord se remonta a 2009, cuando se registraron vientos de 229 km/h, según las mismas fuentes.

Las fuertes rachas de viento que soplan este viernes en la comarca de A Mariña han obligado a la Guardia Civil de Tráfico a cortar la circulación para vehículos pesados, tanto para camiones como para autobuses, por la Ponte dos Santos, así como se han dado cortes de luz a lo largo de todo el litoral lucense.

Las fuertes rachas de viento que azotaron esta mañana la costa de Lugo provocaron una "incidencia en la red de alta tensión" de la compañía eléctrica Begasa que dejó durante más de dos horas sin suministro a unos 55.000 clientes de A Mariña, entre los municipios de Viveiro y de Ribadeo.

Según informó la compañía, el corte en el suministro se produjo entre las 12:30 y las 14:55 horas.

"Desde el primer momento", aclaró Begasa, se pusieron a trabajar para reparar las averías provocadas por las rachas de viento, que llegaron a alcanzar los 160 kilómetros por hora, todos los efectivos disponibles.


Según fuentes de la propia empresa, llegaron a registrarse rachas de viento de 180 kilómetros por hora en la costa de Lugo, por lo que ya se compara esta última ciclogénesis explosiva con el "ciclón Klaus", que provocó importantes pérdidas en toda Galicia en enero del año 2009.

Begasa también informó de que en este momento todas las brigadas de la empresa se han desplazado a la costa de Lugo y están tratando de localizar "la avería" que ha dejado sin luz a varias decenas de miles de habitantes.

TRÁFICO

Según informaron a EFE fuentes del Subsector de la Guardia Civil de Tráfico de Lugo, las fuertes rachas de viento hacen peligrosa la circulación de ese tipo de vehículos por el puente, que atraviesa la ría de Ribadeo, por lo que se tomó la decisión de restringir el paso de camiones y autobuses a las 09:50 horas.

Patrullas de la Guardia Civil están regulando el tráfico tanto en Asturias como en la provincia de Lugo y desviando la circulación de vehículos pesados hacia las carreteras nacionales 640 y 642.

Además, esta mañana, a primera hora, un camión que no transportaba mercancías peligrosas volcó sobre la calzada, en las inmediaciones de la Ponte dos Santos, en el lado asturiano, según informaron a EFE fuentes de la central de coordinación de emergencias del 112.


(Foto: El Progreso Digital)


En Ribadeo, el Ayuntamiento también tomó la decisión de cortar al tráfico y al tránsito de peatones una de las principales calles de la localidad, la vía José Vicente Quiroga Pérez, como consecuencia de los desprendimientos que se están produciendo desde el tejado de uno de los edificios.

Además, las rachas de viento también están provocando, según informó el gobierno local, "pequeños cortes en el suministro eléctrico cada poco tiempo".

El Ayuntamiento de Burela tomó la decisión de cerrar al tráfico rodado y al paso de peatones el puerto de esa localidad de la costa de Lugo, dado que las fuertes rachas de viento que soplan en el litoral provocaron la caída de chapas y de otro tipo de elementos desde varios inmuebles ubicados en esa zona de la capital municipal.
Información relacionada

Según informó el propio gobierno local, también en el puerto, el viento hizo que se desprendiesen esta mañana varias chapas de la cubierta de la nave de redes.

En otra zona de Burela, concretamente en la calle Pardo Bazán, el vendaval derribó la chimenea de un edificio, que acabó impactando contra siete coches que estaban estacionados en la vía pública, aunque no llegó a causar daños personales.

En la calle Concepción Arenal, también voló por los aires la cubierta de un patio de luces, mientras que en otras zonas del municipio se registraron múltiples incidencias a causa de la caída de árboles, lo que llevó al Ayuntamiento a suspender "todas las actividades previstas para esta tarde en las instalaciones municipales".

En Barreiros, los servicios de emergencias municipales tuvieron que realizar varias salidas a lo largo de la mañana como consecuencia de la caída de árboles sobre la vía pública.