EL TIEMPO

Miércoles apacible y con viento del suroeste antes de la llegada del frío polar

Los termómetros se moverán entre los 10 y los 17 grados en Pontevedra
Nubes con sol. EP
photo_camera Nubes con sol. EP

Una masa de aire polar, fría, húmeda e inestable provocará a partir del jueves un acusado descenso de las temperaturas en España, con posibles nevadas por encima de los 700 u 800 metros en la mitad norte del país, según un aviso emitido este martes por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Después de varias jornadas de tiempo anticiclónico, seco, estable, con vientos en general flojos y temperaturas muy por encima de lo normal para la época del año, la llegada de este frente frío permitirá que los termómetros se sitúen en valores más normales para estas fechas, con lluvias, vientos fuertes y temporal marítimo.

A partir de la tarde de este miércoles ya comenzará a arreciar el viento del suroeste, previo a la llegada del frente, por el extremo noroccidental peninsular, con rachas muy fuertes en zonas expuestas del litoral y de montaña. En A Mariña hay posibilidad de rachas superiores a los 80 km/h y de viento en el mar fuerza 7-8 del suroeste a partir de la tarde entre Fisterra y A Mariña Occidental. Por la noche el cielo quedará más cubierto de oeste a este y con precipitaciones débiles en la franja atlántica

Previsión meteorológica para este miércoles 21 de febrero. METEOGALICIA
Previsión meteorológica para este miércoles 21 de febrero. METEOGALICIA

Durante el jueves estas rachas se irán extendiendo por el resto de sistemas montañosos del norte, centro y este peninsulares, así como a la meseta norte y litorales de Alborán, con una brusca rolada a oeste y noroeste en el Cantábrico. 

También se ampliarán las precipitaciones al paso del frente, de noroeste a sureste, más intensas y persistentes en el oeste de Galicia.

La cota de nieve decenderá hasta los 800-1.000 metros en el tercio noroeste, con la entrada de la masa fría, que hará que las temperaturas desciendan, salvo en la vertiente mediterránea, con mínimas que se alcanzarán al final del día en la mitad norte. 

A última hora es probable que se produzcan chubascos en el extremo noroeste, ocasionalmente con tormenta.

Para el viernes la previsión es que los restos del frente dejen precipitaciones en el este peninsular y Baleares, mientras los chubascos se extenderán desde el noroeste al resto de la Península, más débiles y dispersos cuanto más al sur y al este, y más intensos y persistentes en Galicia y área cantábrica.

Esa jornada, la cota de nieve se situará en 700-900 metros en la mitad norte y en 1.000-1.200 en el resto, por lo que se esperan nevadas en los sistemas montañosos de la mitad norte y sierras orientales de Andalucía, con mayores acumulados en el extremo noroccidental, sin que se descarten en puntos más bajos del norte de la meseta norte. 

Habrá una bajada generalizada y acusada de las temperaturas, con heladas en montañas de la mitad norte y sierras del sudeste, mientras que el viento continuará soplando del oeste, fuerte en el Cantábrico y Alborán y con rachas muy fuertes en litorales y montañas del norte y este peninsulares.

A partir del sábado, con mayor incertidumbre, es probable que las temperaturas se estabilicen, si bien podrían continuar los chubascos en la Península y Baleares, más probables y abundantes en el tercio norte, con una cota de nieve que comenzaría en torno a 700-900 metros e iría ascendiendo por encima de 1.500 metros el domingo. 

El viento seguirá soplando del noroeste y oeste con intervalos fuertes y rachas muy fuertes en litorales y montañas de la Península.

Más en Noticias
Comentarios