Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

Imprescindibles en Moraña

La ropa se almacena en estanterías donde ya no coge, situadas en la antigua biblioteca de O Buelo
La ropa se almacena en estanterías donde ya no coge, situadas en la antigua biblioteca de O Buelo
Sin ayudas de las instituciones, siete vecinas pusieron en marcha el Banco de Roupa. Tienen más de mil prendas

Cuando las administraciones públicas no cumplen con la exigencia de atender las necesidades básicas de los ciudadanos, las organizaciones de carácter humanitario intentan cubrir el vacío que dejan, pero su intensa labor altruista tampoco es suficiente, y es entonces cuando surgen grupos de vecinos que destinan su tiempo libre a ayudar a quienes más lo necesitan.

Es lo que sucede en el municipio de Moraña, donde siete mujeres pusieron en marcha el Banco de Roupa y como las necesidades no se limitan al vestir, también buscan productos para el aseo, juguetes, calzado y alimentos, que son igual de fundamentales en la vida diaria.

La iniciativa comenzó en el mes de enero de 2014, pero su origen es anterior porque dos años antes, el amplio garaje de la vivienda de una de las promotoras fue usado como almacén, hasta que la acumulación de productos impidió a sus propietarios guardar los coches en su interior.

Fue entonces cuando afrontaron la necesidad de contar con un local, para lo que acudieron al Concello, que les cedió una parte de la antigua escuela situada en O Buelo, cuya cubierta fue acondicionada para evitar la humedad, donde la ropa que almacenan no coge en las estanterías que compraron y el espacio ya se les empieza a quedar pequeño.

Tienen ropa, loza, sillas de bebés, cunas, muebles pequeños, mantas, sábanas, edredones, cortinas, alfombras y zapatos, que entregan a quienes acuden al local los lunes y los jueves, de 10.00 a 12.00 horas. También disponen de algunos radiadores para combatir el frío en viviendas que, en algunos casos, no llegan a esta categoría. En la relación de beneficiarios figuran 30 personas, y en esta lista también está incluido el Asilo de Caldas de Reis, al que se desplazaron en varias ocasiones para realizar las entregas.

Las promotoras del Banco de Roupa atienden la llamada de quienes quieren hacer donaciones, y muchas veces se encargan de lavar la ropa o de enviarla a una organización no gubernamental para que la recicle si su estado así lo aconseja. Pero hacerla llegar a quienes la precisan no es tan fácil porque no pocas veces la vergüenza frena el impulso de la necesidad, lo que hace que utilicen entonces el recurso acudir a algún familiar para que realice el pedido.

En el local tienen más de un millar de piezas de ropa, que estarían dispuestas a distribuir en otros municipios próximos a Moraña, pero para hacerlo necesitarían una furgoneta y no disponen del vehículo.

De momento, tampoco se plantean la posibilidad de adquirirlo porque el Banco de Roupa de Moraña nació como una respuesta urgente a una necesidad inmediata. No es una asociación y no está registrada como tal, con sus estatutos y junta directiva, circunstancia que le impide acceder a ayudas procedentes de las instituciones públicas.

Mantienen que lo suyo es ayudar a quienes lo necesitan y no quieren perder el tiempo realizando trámites, pero creen que si las instituciones quisiesen ayudarles para que sigan realizando una labor que es de su responsabilidad, encontrarían alguna fórmula legal para hacerlo.

Imprescindibles en Moraña
Comentarios