Nodosa entrega el 'Monteferro', un arrastrero que faenará en Malvinas

El astillero marinense realizó la embarcación para la empresa armadora Kalamar Limited, dedicada a la captura de calamar ►La firma todavía tiene cuatro pedidos por terminar
El arrastrero, en el Puerto de Marín, antes de ser entregado al armador vigués
photo_camera El arrastrero, en el Puerto de Marín, antes de ser entregado al armador vigués

El astillero Nodosa entregó este miércoles el último barco construido en la rada marinense, el Monteferro, un arrastrero congelador destinado a la pesca de altura. Su caladero de destino se encuentra en las Malvinas, y allí capturará calamar. La empresa armadora que recibió el buque es Kalamar Limited, una firma mixta hispano-malvina cuyo armador es vigués.

El acto de botadura se desarrolló el miércoles en uno de los muelles de la rada, apenas dos semanas después del último acto de este tipo celebrado por el astillero, cuando entregó a Amare Marín el remolcador A. Alonso, el más potente construido hasta la fecha en suelo marinense y que permitirá maniobrar con portacontenedores más ambiciosos, como los que, cada vez más, recibe el Puerto.

El Monteferro mide 63.70 metros de eslora y 12 de manga y era uno de los barcos que tenía en cartera el astillero. Todavía le quedan cuatro embarcaciones más por terminar y otras dos por comenzar.

20 MESES DE TRABAJO. Tal y como apuntó Rafael Outeiral, gerente de la firma que se hizo con la emblemática Factoría Naval de Marín, todos estos pedidos requerirán "sobre veinte meses de trabajo". Pero la construcción no es, ni mucho menos, la única rama que Nodosa abarca. La reparación es una actividad "fundamental" para el astillero, defiende su gerente.

En estos momentos "tenemos dos alargamientos, de un barco de A Guarda y de un cefalopodero de Marín", explica Outeiral.

Por otra parte, Nodosa también está presente en los nuevos pedidos de construcción de Pescanova, "que son ocho barcos, cinco camaroneros y tres arrastreros".

El astillero cuenta en estos momentos con una plantilla de 400 trabajadores. La infraestructura que tiene no le permite engrosar más este número, pero sus planes de trabajo no paran de crecer y lo mantienen como uno de los referentes en el sector naval de Galicia, que a su vez es la mejor valorada y la más potente de toda la Península Ibérica.

Comentarios