Sábado. 25.11.2017 |
El tiempo
Sábado. 25.11.2017
El tiempo

Ordenan la búsqueda de un marinero de Baiona que no se presentó a un juicio por propinar una paliza

Se embarcó como tripulante de un pesquero que faena en el sur de África al conocer la fecha en que iba a ser juzgado

La sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha ordenado la búsqueda, detención e ingreso en prisión de Miguel B.R., un marinero de Baiona (Pontevedra) que iba a ser juzgado este miércoles por un supuesto delito de lesiones, y que no se ha presentado a la vista.

El tribunal ha adoptado este decisión tras suspender el juicio por segunda vez ante la incomparecencia de este acusado. Se da la circunstancia de que Miguel B.R. había sido citado hace meses y, conociendo la fecha en que iba a ser juzgado, se embarcó como tripulante de un pesquero que faena en aguas del Sur de África.

Junto a Miguel, iban a ser juzgados su hermano Manuel, y Antonio M.A., que sí se han presentado a la vista. No obstante, el tribunal también ha advertido a Manuel B.R. de su obligación de comparecer en la nueva fecha de juicio, fijada para el 15 de enero, teniendo en cuenta que también es marinero y que pasa embarcado varios meses al año. 

Así, la jueza ha dispuesto las medidas solicitadas tanto por la Fiscalía como por la acusación particular, que han señalado que el acusado prófugo ha mostrado una "clara voluntad de sustraerse a la acción de la Justicia". 


Por su parte, la defensa de Miguel B.R., ha justificado la ausencia de su patrocinado y ha explicado que "solo una vez pidió la suspensión" del juicio. En esta segunda ocasión, ha apuntado, fue la empresa para la que trabaja la que se negó a facilitarle a tiempo el certificado de embarque.  Además, esta abogada ha incidido en que el acusado no puede negarse a trabajar porque tiene cargas familiares, y el armador ya le ha advertido de que "puede perder el trabajo" si no se embarca en las mareas correspondientes.

JUICIO POR LESIONES. Según el escrito de acusación pública, los hechos que se iban a juzgar este miércoles tuvieron lugar el 3 de octubre de 2010, cuando la víctima, F.P.C., se encontraba en el puerto deportivo de Baiona ayudando a un amigo a achicar agua de una embarcación. Uno de los acusados, Antonio M.A., tenía un enfrentamiento previo con F.P.C. y, acompañado de los otros dos procesados, se presentó en el puerto.

"Se acercaron a él y, actuando de común acuerdo, y con la intención de causar un menoscabo a su integridad física, comenzaron a agredirle con puñetazos y patadas", sostiene la Fiscalía en su escrito de acusación.

La paliza provocó a la víctima un traumatismo en el labio superior, hematomas en los párpados, fractura del tabique nasal, traumatismo en una pierna y fracturas en varias piezas dentales.

Por estos hechos, la Fiscal imputa a los acusados un delito de lesiones causantes de deformidad, y pide para cada uno de ellos tres años de cárcel. Asimismo, reclama que, entre todos, indemnicen a la víctima en algo más de 6.600 euros por las lesiones ocasionadas.

Ordenan la búsqueda de un marinero de Baiona que no se presentó a...