lunes. 21.10.2019 |
El tiempo
lunes. 21.10.2019
El tiempo

EL CANGURAJE EN EL MAYOR COLEGIO DEL NORTE PROVINCIAL NACIÓ CON 8 NIÑOS Y HOY TIENE 80

Padres del colegio Golmar, indignados por el cambio del servicio de conciliación

Vista de una de las fachadas del colegio Xesús Golmar de Lalín
Vista de una de las fachadas del colegio Xesús Golmar de Lalín
El programa Voltereta funciona con gran éxito desde hace casi 10 años ► Nunca hubo problemas, según los usuarios, hasta la llegada de la actual directiva del Anpa, que no se pronuncia al respecto

El CEIP Xesús Golmar de Lalín es el de mayores dimensiones no solo de toda la comarca de Deza, sino de todo el norte provincial, con 630 alumnos de Infantil y Primaria. Los progenitores que tienen dificultades para conciliar la vida laboral y familiar disfrutan desde hace casi diez años, y con gran aceptación por las actividades y los precios que ofrece, de un servicio de conciliación que primero se denominó Volvoreta y luego Voltereta. Este desaparecerá el 30 de noviembre, al menos en lo que atañe a las monitoras que lo dirigen y a las tasas que cobran. Se sustituirá por otro servicio, "igual", según lo poco que dijo este jueves uno de los directivos del Anpa, aunque en lugar de apellidarlo "conciliación" se denominará "de acompañamiento".

El conflicto por el cambio del servicio surgió ya en el curso pasado, con la entrada de una nueva directiva de la Asociación de Nais e Pais (Anpa) del centro, y estalló definitivamente en el nuevo período lectivo. La directiva del Anpa no quiso pronunciarse este jueves respecto a la indignación mostrada por escrito por un grupo de padres y madres, todo ello después de que la monitora responsable del servicio, Graciela Dobarro (profesora de Educación Infantil y Primaria), presentase su renuncia.

"DIMISIÓN FORZADA". Tal dimisión, la semana pasada, fue "forzada", según ella misma confirmó a esta Redacción, por la directiva del colectivo de padres, que, relata, "ejercieron tal presión sobre mí que me está afectando a la salud (...) hasta llegaron a decirme que si no me gustaban las condiciones que ellos ponían me volviese a mi país", explica Graciela Dobarro.

El grupo de padres, que apoyan incondicionalmente a esta docente y a la monitora que la acompaña en Voltereta, dejan entrever que hai "intereses ocultos" de la directiva del Anpa en el cambio del servicio. La propia Graciela Dobarro alude a una "supuesta pretensión de que entre una empresa, que vaya de su mano". Anteriormente, dicha directiva aludió a irregularidades contractuales y en la prestación del servicio para justificar el cambio del mismo. Frente a esto, este grupo de padres indignados con la actitud de la directiva que, a la postre les representa, habían presentado firmas para intentar forzar la dimisión de la misma. Los padres dicen que las firmas superaban la mayoría exigida en los estatutos, más de 60 de los 100 progenitores que forman parte del Anpa. No obstante, la directiva consideró "falsificadas" algunas de las rúbricas y no dio por válido el escrito presentado por los 'usuarios'.

A lo largo del curso pasado y en lo que ha transcurrido de este se sucedieron varias asambleas y reuniones sin que las dos partes en conflicto (la actual prestataria del servicio y un amplio grupo de padres usuarios del mismo, por un lado, y la directiva del Anpa, por otro) llegasen al más mínimo acuerdo. Muy al contrario las disonancias y la confrontación pública y abierta fueron 'in crescendo'.

Lo que es seguro es que Voltereta desaparecerá en las condiciones actuales el próximo 30 de noviembre. De lo poco que este jueves dijo uno de los directivos del Anpa, que reiteró que estos no se pronunciaban sobre el conflicto, se conoce que se están elaborando unas bases para contratar a una empresa que preste el servicio a partir del 1 de diciembre. Será la asamblea de padres, por mayoría, quien decida –señaló este directivo– a qué entidad se contrata. Este jueves por la noche había nueva reunión. El grupo de indignados con el cambio advierte: "a ellos no les interesa nada porque no tienen hijos en este servicio que es imprescindible".

Padres del colegio Golmar, indignados por el cambio del servicio de...
Comentarios