Martes. 13.11.2018 |
El tiempo
Martes. 13.11.2018
El tiempo

Detienen a dos de los mayores distribuidores de hachís de Pontevedra

Una muestra del hachís incautado por los agentes
Una muestra del hachís incautado por los agentes
La Policía Local se incautó de más de un kilo de droga y la Policía Nacional tomó el relevo en las pesquisas en busca de más implicados

Los especialistas antidroga de la Policía Local han vuelto a dar buena muestra de su pericia al completar la detención de dos de los principales distribuidores de hachís que actúan en la Boa Vila. Los agentes cazaron con las manos en la masa a los presuntos narcotraficantes, que efectuaron una importante transacción de sustancias estupefacientes sin percatarse de que estaban siendo vigilados muy de cerca. El operativo concluyó con el arresto de dos individuos de 26 y 27 años, respectivamente, conocidos por las autoridades por su relación con la venta de drogas, por sendos delitos contra la salud pública.

La intervención policial se desarrolló en la segunda quincena del presente mes de octubre. Los funcionarios de la Jefatura tuvieron constancia de la presencia de tres individuos en las inmediaciones de la nueva zona habilitada para el estacionamiento de autocaravanas, en la calle Xosé Malvar. Dos de ellos eran los que posteriormente serían detenidos, perfectamente identificados por los especialistas en la lucha contra el trapicheo.

Momentos más tarde, los sospechosos partieron del punto de encuentro y se dirigieron a una zona céntrica de la ciudad. Los agentes optaron por seguir a uno de los individuos, que estacionó su vehículo en las inmediaciones de la Praza da Liberdade, en el barrio de Campolongo.

En este enclave volvió a aparecer por sorpresa uno de los jóvenes que había participado en el anterior encuentro de Xosé Malvar. Ambos se dirigieron hacia Raíña Vitoria y entraron en una cafetería, lugar elegido para realizar la entrega de las sustancias estupefacientes.

El receptor de la mercancía, oculta en una bolsa, partió hacia la calle Palamios, donde fue interceptado por los policías que acababan de presenciar la transacción. De ese modo se aseguraron la prueba del delito: más de un kilo de hachís en forma de bellotas marrones, de un peso aproximado de algo más de diez gramos cada una de ellas. Se trata del formato clásico en el que suele llegar a Pontevedra el hachís que se produce en el Norte de África, una ruta que sigue viva pese a la importante presión de las autoridades, dadas las enormes dificultades que presenta la detección de las personas que efectúan viajes que no infunden sospechas.

Ante las evidencias, la Policía Local procedió a la detención del joven que acababa de adquirir la droga (supuestamente, para su posterior puesta a la venta al menudeo). Se trataba del individuo de 26 años. Al día siguiente, los funcionarios arrestaron al hombre que le vendió las bellotas.

La importancia del hallazgo hizo que los investigadores de la Jefatura pusiesen los hechos en conocimiento del Grupo Operativo de Tráfico Medio de Estupefacientes de la Comisaría Provincial, cuyos integrantes ya trabajan para localizar a más sospechosos.

En cuanto al panorama que se les presenta a los detenidos, uno de ellos ingresó en prisión (por su reincidencia); el otro quedó en libertad provisional.

Detienen a dos de los mayores distribuidores de hachís de Pontevedra
Comentarios