Polémica en Ponte Caldelas por la situación de la EDAR de Buchabade

Las canalizaciones están atascadas y hay un sobrecoste de 10.000 euros
Las instalaciones de la EDAR de Buchabade, en Ponte Caldelas
photo_camera Las instalaciones de la EDAR de Buchabade, en Ponte Caldelas

La polémica política está servida de nuevo en Ponte Caldelas en torno a la gestión de los servicios. El portavoz del PP y exalcalde, Perfecto Rodríguez, se queja de que la Estación Depuradora de Augas Residuais (EDAR) de Buchabade no esté funcionando "a pesar de que la última fase de las obras consistente en la construcción se finalizó en mayo". Afirma que "para disfrutar de este servicio solo es necesario que los operarios municipales supervisen las instalaciones y coordinen las conexiones que deben hacer los propietarios de las viviendas que soliciten las acometidas". Insinúa además que las brigadas de trabajadores contratadas con planes provinciales podrían dedicarse a esta tarea. "Hay contratados desde marzo más de 30 operarios municipales y no es necesario tenerlos a todos desbrozando, porque se pueden hacer distintas brigadas y una de ellas supervisar estas acometidas. Desbrozar es importante pero el Concello también tiene que preocuparse de los demás servicios", apunta.

Ante esto, el equipo de Gobierno ha revelado que la EDAR no funciona por "unha mala xestión" del exalcalde, que califican como "unha chapuza" y "unha herdanza envenenada". Andrés Díaz afirma que "tres colectores están completamente atascados e detectáronse graves problemas que obrigaron a contratar a unha empresa para detectar o nivel de atoramento das tubaxes e solucionalo antes de conectar as casas ao saneamento e evitar o caos. Agora haberá que obrar, facer novas arquetas e buscar solucións a un problema que suporá tamén un perxuizo económico para as mermadas arcas municipais".

Además, recuerda que la expropiación del terreno de la EDAR fue revisada y ahora el Concello debe pagar 10.000 euros más a los propietarios del terreno expropiado para la EDAR. Una sentencia da la razón a la titular originaria de la finca y el Gobierno local afirma que habrá que asumir un nuevo sobrecoste derivado "dunha imposición, polas bravas, do señor Rodríguez".

Comentarios