miércoles. 05.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 05.08.2020
El tiempo

ENTRE 2007 Y 2012 SE INVIRTIERON 2,4 MILLONES EN REPOBLAR TERRENOS QUEMADOS

Pontevedra activa un plan con más cortafuegos y menos eucaliptos

Reunión entre el edil del Rural y la Mancomunidade de Montes de Pontevedra el pasado miércoles por la noche en el Concello
Reunión entre el edil del Rural y la Mancomunidade de Montes de Pontevedra el pasado miércoles por la noche en el Concello
El Concello crea una mesa de trabajo con la Mancomunidade de Montes y la Universidade de Vigo para diseñar las actuaciones ► El Presupuesto de 2018 reservará fondos para las veredas a través de la reactivación del programa Monte Vivo ► La biomasa sobrante se aprovechará para el compost

El Concello ha dado un paso al frente en materia de prevención de incendios. Y lo ha hecho a través de una nueva versión del plan forestal Monte Vivo, que se puso en marcha en el municipio tras la oleada de fuegos del verano de 2006 para repoblar la tierra quemada. El programa se recupera ahora con otra filosofía, que podría resumirse de la siguiente manera: más cortafuegos y menos eucaliptos, una especie que ocupa el 37% de las 2.234 hectáreas de masa arbórea del ayuntamiento.

Para ponerlo en práctica, el Gobierno local ha creado una mesa de trabajo con la Mancomunidade de Montes de Pontevedra y la Universidade de Vigo. En ella se tomarán decisiones que afecten a la reordenación del monte, siempre desde criterios técnicos. Para ello será esencial la colaboración de los expertos de la Facultade de Forestais, con los que ya ha habido contactos.

El concejal del Rural, Demetrio Gómez Junquera, afirmó este jueves que los comuneros están de acuerdo con este proyecto, que gira en torno a la gestión de masas forestales continuas. El objetivo es crear veredas que sirvan de barrera natural contra el avance de un incendio. "O lume non hai quen o pare, pero non pode haber masas continuas de eucaliptos e outras especies pirófitas que o favorezan", dijo.

Los comuneros actuarán de mediadores con los dueños de parcelas privadas que haya que limpiar. Se apelará a su voluntariedad 

El plan de cortafuegos y de plantación de árboles más resistentes al fuego será financiado de forma íntegra por el Concello. Gómez Junquera aseguró que el borrador de Presupuestos de 2018 reservará fondos para llevar a cabo esta iniciativa.

El edil nacionalista reconoció que este tipo de intervenciones "bordean" las competencias municipales, pero recordó que deben ser las administraciones (en clara referencia a la Xunta) las que se "impliquen" en la lucha contra los incendios forestales con ayudas económicas. "Porque os lumes se apagan en inverno", subrayó.

EL HÁNDICAP. Por el momento se desconoce cuántos cortafuegos se crearán y en qué zonas. El Gobierno local confía en que, en el plazo de un mes, la mesa de trabajo del plan Monte Vivo haya identificado las parcelas forestales en las que será necesario actuar. A partir de entonces se sabrá el presupuesto necesario para correr con los gastos del programa.

Uno de los principales hándicaps de esta propuesta afecta a los propietarios privados. El edil del Rural sostiene que se apelará a su voluntariedad para poder limpiar o acondicionar sus parcelas y construir las citadas veredas, que podrán ser de varios tipos: rozas del monte, plantación de nuevos árboles o una solución intermedia entre ambas fórmulas.

El Gobierno local reclama a la Xunta "unha vía galega" que tenga en cuenta las singularidades "do país" para combatir los incendios

La Mancomunidade de Montes tendrá un papel esencial en la identificación y localización de los solares de titularidad privada. De este organismo forman parte doce entidades comunales: Campañó, Castro Lampán, Lérez, Lourizán, Marcón, Mourente, Ponte Sampaio, Salcedo, O Salgueiral, Santa María y San Andrés de Xeve, Tomeza y Verducido. "Serán elas as que lideren os traballos porque coñecen ós donos e os territorios mellor que ninguén", apuntó Gómez Junquera, que confía en que todos los vecinos participen activamente en este plan.

LAS MEDIDAS. Los restos forestales que se obtengan de la creación de franjas de seguridad en el monte se aprovechará para elaborar compost. Esta es la previsión que maneja el Concello, que recuerda que la gestión de la biomasa es uno de los grandes retos del sector.

El edil del Rural reclamó, por otra parte, a la Xunta "unha vía galega" que tenga en cuenta las singularidades "do país" para combatir los incendios. Junquera vio con buenos ojos algunas de las 30 medidas propuestas esta semana por el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo. "Hai algunhas que están ben, pero outras son un brindis ó sol", dijo en referencia a la creación de brigadas propias en cada concello.

Pontevedra activa un plan con más cortafuegos y menos eucaliptos
Comentarios