jueves. 28.01.2021 |
El tiempo
jueves. 28.01.2021
El tiempo

Pontevedra activa un plan de ayuda a menores que han vivido la violencia machista

Se prestará atención psicológica y acompañamiento emocional a niños de entre 4 y 17 años ► El programa comenzará en julio con diez casos

La Concellería de Benestar Social, a través del Consello de Información á Muller (CIM), pondrá en marcha este verano un plan de ayuda a menores que han vivido casos de violencia machista. El objetivo de este programa, que comenzará el mes que viene, es prestar atención psicológica y acompañamiento emocional a niños de entre 4 y 17 años de edad que se han visto afectados por esta lacra social.

"A experiencia amosa que os fillos e fillas de vítimas de violencia de xénero son espectadores, pero tamén actores e protagonistas da mesma. Viven nun ambiente confuso e de abuso de poder onde as nais e pais, inmersos na súa propia situación, non poden ou non saben prestar os coidados e apoios que necesitan", explicaron este miércoles responsables del Concello a través de un comunicado de prensa. La primera fase de esta iniciativa municipal atenderá a diez menores a través de 15 sesiones de trabajo terapéutico con expertos. En ellas se incidirá en cuestiones como facilitar la expresión emocional de la violencia sufrida, trabajar los sentimientos de culpa, definir los comportamientos violentos y expresan las emociones que se derivan de los mismos, promover la autoprotección y aprender a resolver conflictos de forma no violenta, potenciar la competencia social, fomentar la autoestima y mostrar que las reacciones igualitarias entre personas son posibles y son más satisfactorias que las basadas en el dominio y la sumisión.

TERAPEUTA. El plan de atención a los hijos de víctimas de violencia machista contará con la participación activa del personal del CIM, que aportará a la terapeuta la información sobre la historia de las mujeres que han sufrido maltrato y que quieran participar en este programa con el fin de diseñar un acompañamiento personalizado para cada menor.

Entre los problemas detectados por los Servizos Sociais en menores que se han enfrentado a casos de violencia de género figuran síntomas depresivos; miedo; alteraciones del sueño, problemas cognitivos, de socialización, emocionales y de comportamiento; síntomas de estrés postraumático o parentalización (asumir roles parentales protectores sobre los hermanos más pequeños).

Pontevedra activa un plan de ayuda a menores que han vivido la...
Comentarios