viernes. 21.01.2022 |
El tiempo
viernes. 21.01.2022
El tiempo

Oposición y sindicatos cargan contra un reforma ''electoralista'' y ''limosnera''

La secretaria de Economía y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, ha considerado hoy que la reforma fiscal aprobada por el Gobierno supone "una limosna" para las clases medias y trabajadoras y "un gran regalo fiscal" para las grandes fortunas y las rentas altas.

En rueda de prensa, tras la reunión del equipo económico del PSOE para presentar una alternativa a la reforma fiscal del Gobierno, la responsable de Economía socialista ha subrayado que las medidas aprobadas en Consejo de Ministros "profundizan" en la desigualdad.

Desde el BNG, Olaia Fernández Dávila, ha puesto el acento en el carácter ''electoralista'' que intuye en la reforma. “Pénsese que despois de subir o IVE de maneira brutal neste dous últimos anos e asfixiar literalmente ás maiorías sociais da poboación, o Goberno do PP limítase a facer unha reforma fiscal para saír ao paso do varapao eleitoral que sufriu nas pasadas elecións europeas, unha reforma fiscal que casualmente non entrará en vigor até o 2015, ano de múltiples citas eleitorais”, ha asegurado.

Por su parte, UGT  ha subrayado que la reforma fiscal consolida muchos de los problemas actuales "como la diferencia de trato entre las rentas del trabajo y del capital, y beneficia a los que más tienen".

UGT ha reclamado el proceso de diálogo social comprometido por el Gobierno con los agentes sociales el pasado 18 de marzo y ha incidido en que España necesita un sistema que garantice más recaudación de forma estable para atender los compromisos sociales y financieros que requieren una economía avanzada.

Finalmente, CC OO ha advertido hoy de que la reforma conllevará la pérdida de al menos 7.000 millones de euros de recaudación entre 2015 y 2016, lo que obligará, para cumplir los objetivos de déficit, a congelar el gasto público hasta 2017.

En nota de prensa, CCOO también ha alertado sobre un supuesto empeoramiento, aún no revelado, del tratamiento fiscal de las indemnizaciones de los despidos.

Sobre los 7.000 millones de euros recaudados de menos en los próximos dos años, el sindicato lo ha desglosado de la siguiente manera: 2.600 millones de pérdida en 2015 y 4.400 millones, en 2016.

En cuánto a las indemnizaciones por despido, CCOO ha recordado que, según la normativa actual, están exentas de IRPF por lo que en el caso de que se eliminase esa exención se estaría escorando "aún más" el IRPF sobre las rentas del trabajo.

Oposición y sindicatos cargan contra un reforma ''electoralista'' y...
Comentarios