Puesta a punto para el baile

A unos días para que se celebre el tradicional baile de la Peregrina en el Casino de la Caeira, las tiendas de moda de Pontevedra notan el ajetreo de las jóvenes que, en el último momento, deciden el modelo que lucirán esa noche.

Las peticiones de las clientas confirman que este año prevalecen los vestidos de telas vaporosas, de tul y de gasa y los colores vivos como el azul o el verde, aunque muchas también se atreven con los estampados más hippies y sorprendentes, como declara la dependienta de la tienda Zapata. El negro queda prácticamente olvidado para esa noche por ser demasiado sobrio, ya que el baile es ''para divertirse y pasarlo bien''. Eso sí, todas preguntan por vestidos largos, ya que así lo exige el protocolo.

Las chicas más jóvenes son las que más se preocupan por lucir bien y esa es la razón de que esperen hasta los últimos días para comprar sus vestidos. ''Es muy importante la exclusividad. Comprar los trajes a última hora les permite controlar lo que llevan las demás y no encontrarse esa noche con otra chica vestida de la misma manera'', explica una de las trabajadoras de Pronovias. Por no coincidir, las clientas buscan incluso no lucir el mismo vestido que algunas 'celebrities' y ''les fastidia que sea así, especialmente cuando se trata de famosas no muy valoradas'', según dicen las dependientas de alguno de los locales.

En Zapata nos comentaron un caso que vivieron hace poco ''tuvimos un vestido que lució la modelo Eva González y mucha gente vino preguntando por él, sin embargo ese mismo lo llevó un día Paris Hilton y se dejó de vender''.

Pese a los intentos por destacar, el ambiente clásico dominará el baile y los cortes asimétricos serán los triunfadores de la noche junto con los vestidos palabra de honor y corte imperio.

Mientras que las dependientas de las tiendas Galatti Fashion y Jockey consideran que el baile de la Peregrina no es una ocasión en la que las jóvenes quieran innovar y en la que predominan ''los modelos que se han llevado siempre'', para las trabajadoras de Zapata las chicas no buscan nada tradicional. ''Muchas jóvenes priman el estar cómodas a estar elegantes, por lo que buscan líneas más hippies''. Esta es la razón, para ellas, de que ''el baile pierda glamour cada año''. Entre sus clientas, las que más se preocupan por la calidad de las telas y por buscar modelos más caros son las señoras mayores, pero también reconocen que ''las señoras reciclan traje de un año para otro, cambiando los complementos o alguna pieza''.

Para todos los gustos

Más o menos coquetas, pocas chicas llegan a los locales con ideas claras. ''Se dejan aconsejar mucho, no a todas les quedan bien los mismos vestidos y eso hay que tenerlo en cuenta'', comentan en Jockey. Además, ''cada persona es un mundo y pese a lo que se pueda pensar dentro de los modelos largos hay mucha variedad'', en palabras de la dueña de la tienda Gina Domínquez.

Si son numerosos los vestidos entre los que poder elegir, también lo son los precios de todos ellos. El baile de la Peregrina incluye un gran abanico de presupuestos y nos encontramos modelos que abarcan desde los 100 hasta los 1.000 euros. Para las trabajadoras de varios locales ''cada vez menos gente está dispuesta a gastar grandes cantidades en los vestidos, porque solo los usan una vez''. Además, en Galatti Fashion declaran que ''las rebajas benefician a las chicas que acuden al baile, porque las prendas pueden llegar a costar la mitad sin perder la calidad''.

Las protagonistas

Si la preparación para el baile es estresante para todas las asistentes, para las chicas que se presentan en sociedad todavía más. Todas las miradas estarán puestas en ellas y, aunque sabemos que todas irán de blanco, eso no está reñido para que cada año luzcan modelos diferentes y que consiguen llamar la atención.

''Las niñas que se presentan en sociedad son las que más invierten en el baile''. La dificultad para encontrar vestidos de fiesta en color blanco, por considerarse antiprotocolario lucirlos como invitadas en bodas, obliga a las jóvenes a dirigirse a las tiendas de novia. ''Cada vez existen más colecciones de novia en líneas sencillas que son aprovechadas para actos sociales de este tipo''. El hecho de que sean vestidos de ceremonia implica que los materiales con los que se elaboran sean de más calidad, ''lo que incrementa considerablemente el precio''. Las jóvenes invertirán en el 'look' que lucirán esa noche alrededor de los mil euros, dependiendo del modelo y de la tienda donde se hagan con el vestido.