sábado. 22.01.2022 |
El tiempo
sábado. 22.01.2022
El tiempo

Rafael Costas niega al juez haber matado y quemado a 'O Rato'

PONTEVEDRA. Imputado por el homicidio y por dos robos más cometidos en la casa de José Manuel Burés, 'O Rato', Rafael Costas ingresó en el centro penitenciario de A Lama en la tarde de hoy tras prestar declaración en el edificio judicial de Caldas de Reis. Costas, vecino de 'O Rato' y de que quien todos en Valga más sospechaban tras el hallazgo del cuerpo del fallecido, se cerró en banda y negó la autoría del homicidio que primero la Guardia Civil, después la fiscal y por último el juez terminaron por imputarle.

El acusado llegó a la villa termal en el interior de un furgón del Instituto Armado menos de 24 horas después de su detención. Tan pronto puso un pie en el suelo, incluso antes, fue recibido por una marea de medios gráficos que buscaban retratar su imagen. Visiblemente nervioso, Costas le propinó una patada en el pecho a uno de ellos, el fotógrafo de este periódico, aunque no le causó el daño que posiblemente pretendía. Los agentes de la Guardia Civil que le custodiaban (llegaba esposado y agarrado del brazo) lograron detenir su ímpetu e introducirle en la sede judicial sin más contratiempos.

Rafael Costas, de 40 años, se expone ahora a una severa petición de condena ante la imputación por un delito de homicidio en el que, presumiblemente, se valió de su situación de superioridad sobre la víctima (José Manuel Burés tenía 92 años en el momento de su muerte). Ello hará que la posible pena pueda rozar los 15 años de prisión (el máximo según el Código Penal vigente para un delito de homicidio agravado), a la que habrá que añadir la que proceda imponerle si se demuestra su autoría en al menos dos robos más que hoy le imputaron, además de los que ya eran conocidos, en la vivienda del nonagenario.

Los hechos

El cuerpo de 'O Rato' fue hallado en el interior de una capilla anexa a su vivienda, una propiedad ubicada en el lugar de O Forno, en la parroquia de Cordeiro, en Valga. El presunto autor del homicidio vivía a menos de 200 metros de su casa.

El cadáver de José Manuel Burés apareció totalmente calcinado, por lo que en un primer momento se pensó que pudo fallecer por el efecto del fuego.

Sin embargo, tras arduas investigaciones a cargo de agentes especializados en incendios que la Guardia Civil desplazó al municipio de Valga desde Madrid (en colaboración con especialistas en laboratorio venidos de A Coruña y de los expertos de la Policía Judicial de la Comandancia de Pontevedra), el Instituto Armado determinó que el fallecimiento de 'O Rato' se produjo debido a un traumatismo anterior y que después fue quemado, posiblemente con gasolina.

Rafael Costas niega al juez haber matado y quemado a 'O Rato'
Comentarios