Recuento de votos para conocer al nuevo líder del socialismo gallego

A las ocho de esta tarde han quedado cerradas las urnas en las que los socialistas gallegos, que este sábado estrenan unas primarias consultivas, han podido mostrar sus preferencias sobre el mejor candidato a secretario general del partido.

Un total de 11.317 militantes del PSdeG han sido llamados a ejercer su derecho para elegir al líder que sustituya a Pachi Vázquez, un cargo al que optan dos aspirantes, el presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro, y Manel Vázquez, alcalde del municipio pontevedrés de A Illa de Arousa.

El recuento ha comenzado y el seguimiento de los datos tendrá lugar en la sede central de O Pino, en Santiago de Compostela. El resultado habrá de ser refrendado con posterioridad en el congreso extraordinario que se celebrará el 29 de este mes.

Fuentes socialistas han dicho a Efe que, con datos provisionales, la participación ha sido muy desigual, del 80% en la provincia de Lugo, y del 50 en las otras tres gallegas.

El PSdeG garantizó al inicio de la jornada en un comunicado que la comisión electoral velaría por la transparencia y las garantías democráticas.

BESTEIRO, EN VENTAJA
El presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro, afronta esta etapa del proceso con el viento a favor, pero huye de celebraciones prematuras y recuerda que "los partidos hay que jugarlos hasta el final"; mientras que Manel Vázquez, alcalde de A Illa, quien a priori parte con menos respaldo, cree que los resultados pueden estar próximos al "empate técnico".

José Ramón Gómez Besteiro fue el primero en dejar claras sus aspiraciones y casi a principios de año anunció su intención de concurrir a este proceso de primarias e inició una larga precampaña que lo llevó a recorrer miles de kilómetros por toda Galicia para visitar a las agrupaciones locales del partido y pedir el apoyo a la militancia.

Aunque se especulaba con la posibilidad de que le saliesen al paso otros próceres dispuestos a plantarle cara, poco a poco fue consiguiendo que voces muy destacadas dentro del PSdeG-PSOE, y posibles rivales, le transmitiesen públicamente su apoyo.

Así, los dos ex ministros que sonaban con fuerza para liderar el partido, el antiguo titular de Fomento y su compañero de Gobierno en Justicia, José Blanco y Francisco Caamaño, respectivamente, avalaron la candidatura de Gómez Besteiro, que ya contaba con el apoyo decidido de uno de sus mentores en política, el presidente del PSdeG y alcalde de Lugo, José López Orozco.

En su periplo por tierras gallegas, el candidato lucense también se hizo con el beneplácito de facciones del partido como Novo Socialismo o Izquierda Socialista, a pesar de que siempre dijo que no había más corriente para él "que el PSdeG-PSOE" y que su "equipo" eran los propios militantes.

Todas esos afectos que fue cosechando en la precampaña quedaron de manifiesto a la hora de presentar los avales de su candidatura, dado que casi cuadruplicó el número de apoyos de su rival y concentró en esa especie de primera ronda la simpatía de la mitad de la militancia con derecho a voto en la consulta de esta jornada.

MANEL VÁQUEZ, NOVEDAD Y ESPERANZA

Para el alcalde de A Illa, las primarias son una "novedad", un "reflejo de lo que reclamaban los militantes y la ciudadanía", ha dicho a Efe. No obstante, considera que en esta primera experiencia aún persiste alguna "tara", en el sentido de que no todos los dirigentes del partido están asumiendo plenamente el sentido de que "cada militante, un voto".

Esa es justamente, a su entender, la principal diferencia entre su candidatura y la de su rival, "una estrategia de alianzas caduca, que provoca la desafección de los militantes y los ciudadanos". Así, insiste en que su objetivo ha sido presentar un proyecto a la militancia "para que lo apoye voluntariamente".

Vázquez asegura que quiere un PSdeG "más gallego" y aboga porque el "proyecto federal" se aborde de modo "asimétrico". "No vale el café para todos cuando alguno lo que quiere es té", comenta al respecto, en alusión a la actual configuración del Estado de las Autonomías. Sobre sus creencias íntimas, asegura que no trata de articular su proyecto en torno a ellas: "Yo soy republicano y ateo, pero eso es algo personal".

Comentarios