Retomarán la búsqueda del vecino de Catoira desaparecido el viernes

Voluntarios de Protección Civil y efectivos de las fuerzas del orden tienen previsto continuar hoy la búsqueda del vecino de Catoira que falta de su domicilio desde el pasado viernes, después de que las labores de rastreo llevadas a cabo ayer resultaran totalmente infructuosas, según informó Protección Civil de la localidad del Ullán.
El vecino desaparecido es José Iglesias Laceiras y tiene 56 años. El alcalde de Catoira, Alberto García, explicó que este hombre había salido a dar un paseo en la tarde del viernes y que esa misma noche ya no volvió a dormir a su casa.
Las labores de búsqueda se iniciaron el sábado por la noche y en ellas también participaron familiares del desaparecido, muy afectados por lo sucedido.
El lugar donde se le perdió la pista a José Iglesias son las inmediaciones de las Torres del Oeste, según informó Protección Civil.
Habitualmente acudía a dar un paseo por esa zona y el viernes hizo lo mismo, pero no volvió a su domicilio.
Un vecino alertó sobre las siete de la tarde del sábado que había encontrado un paraguas y una cartera cerca de las históricas torres, extremo que ayer confirmó el alcalde de Catoira.
Desde entonces, miembros de Protección Civil de Catoira, Valga, A Estrada y Vilagarcía lo estuvieron buscando, pero sin resultado alguno. Según informó Protección Civil de Vilagarcía, desde primera hora de la mañana de ayer participaron en el operativo cuatro buzos de la Unidad de Rescate de su agrupación de voluntarios y otro buzo de Protección Civil de Valga –además de otros tres efectivos por tierra–, así como dos perros de búsqueda de la agrupación de A Estrada y Protección Civil de Rianxo, así como los compañeros de Catoira.
Por la tarde se sumaron al operativo los buzos de la Unidad Subacuática de la Guardia Civil de A Coruña, que rastrearon la zona circundante de las Torres do Oeste, también sin resultado.
Los voluntarios peinaron la zona, así como todo el paseo fluvial desde Valga a Catoira y la zona próxima a su vivienda.

El vecino desaparecido, de 56 años, es muy conocido en el municipio, está casado, reside a cien metros del campo de fútbol del municipio y es padre de dos hijos, según trascendió ayer durante su inagotable búsqueda.

Comentarios