viernes. 28.01.2022 |
El tiempo
viernes. 28.01.2022
El tiempo

Ricardo Varela: "Yo soy senador por Lugo del PSOE; la adscripción a DiL fue de horas"

Ricardo Varela
Ricardo Varela
Ricardo Varela fue durante unas horas senador de Democracia i Llibertat, una cesión por parte del PSOE para ayudar a formar grupo a los catalanes y que levantó ampollas en el seno del partido, aunque el lucense la justifica para mejorar el funcionamiento del Senado

Rajoy declinó optar por ahora a la investidura, ¿ve posible que se pueda elegir un presidente o habrá que repetir las elecciones?

Cuando se convoca a los ciudadanos a las urnas hay que ser respetuoso con sus decisiones, nos gusten más o menos, o sean más o menos complicadas. En un símil gastronómico, los ciudadanos nos dieron el 20-D unos ingredientes para cocinar un plato y por responsabilidad no podemos pedirles que nos den ahora otros. Tenemos que dar una respuesta y el primero que debería haberlo intentado era el PP, que fue el que sacó más representación, y ahora le corresponde intentarlo el PSOE.

¿Hay ya algún pacto para lograr la investidura de Pedro Sánchez gracias a la cesión de cuatro senadores a los catalanes, en la que incluso usted participó?

No, porque no tiene nada que ver con eso. La prueba es que hubo cesiones antes, incluso con mayorías absolutas, simplemente para tener un mejor funcionamiento de la Cámara. En el Senado, donde es necesario tener 10 senadores para tener grupo frente a 5 en el Congreso, históricamente se recurrió a este procedimiento, pero nada tiene que ver con la conformación del gobierno. Con ello se intenta evitar que los pequeños partidos acaben absorbidos por los grandes dentro del grupo mixto.

¿Por qué no se cambia entonces el reglamento?

Se ha ido aplazando esta reforma de los reglamentos del Congreso y el Senado y en tanto no se acomete se realizan estas cesiones para que las cámaras sean más operativas; por cierto, con aval legal del Tribunal Constitucional.

"Los ciudadanos nos dieron el 20-D unos ingredientes para cocinar un plato y no podemos pedirles ahora otros"



De todas formas chirrió en la sociedad y en su propio partido que el PSOE haya cedido senadores a grupos independentistas catalanes.

Sí, en el partido ha habido una manifestación menor en este sentido, pero los que han salido como siempre a aprovechar la confrontación con el catalanismo para tratar de hacer granero electoral son la derecha y su caverna mediática. Es un flaco favor a España y a su intento de integración territorial el que se le hace con esto. Creemos que dinamitar los puentes con Convergencia y el nacionalismo no es una solución del conflicto catalán. Las vías de solución pasan por tender puentes, no por dinamitarlos, como lleva haciendo el PP desde que dejaron de hablar catalán en la intimidad. Queremos a los partidos nacionalistas catalanes en las instituciones y con interlocuciones lo más claras posibles. Estamos a años luz de su posicionamiento, pero les queremos en las instituciones y por eso apoyamos que tengan grupo propio y que el grupo mixto no se convierta en una jaula de grillos, con más de 30 miembros.

¿Cree que los lucenses que le votaron y defienden la unidad de España entenderán esta decisión?

Es que el planteamiento del PSOE es para tratar de mejorar la unidad de España que el PP lleva rompiendo cuatro años. Las políticas de confrontación con Cataluña y el duelo a garrotazos que están escenificando el PP y los partidos catalanistas no ayudan a la integración de este país; así se empeora. Nosotros queremos diálogo y acuerdos y por eso hacen falta grupos interlocutores. Dicho eso, tengo que decir que la representación y la defensa de los lucenses no se alcanza con patrioterías baratas como las que exhibe algún dirigente del PP; se logra votando a favor de iniciativas, como he hecho yo en el Senado, para que Lugo no se quede sin Ave, para que nuestro hospital tenga las dotaciones necesarias, para que los ganaderos tengan garantizado un precio mínimo de la leche o para que Alcoa disponga de una tarifa eléctrica que le permita su supervivencia. Ese es el patriotismo lucense que practico y que voy a seguir practicando, porque sigo en el grupo socialista, ya que la adscripción a otro grupo es de horas y de carácter administrativo. El PP lo que hizo en estos cuatro años fue votar en contra de los intereses de Lugo y su provincia en el Senado y el Congreso.

¿Está de acuerdo con que Pedro Sánchez debe mantener una líneas rojas relacionadas con la unidad de España en la negociación de un pacto de gobierno?

Absolutamente de acuerdo, pero los primeros que están en esa posición son los miembros de la ejecutiva federal. Nosotros no compartimos las posiciones secesionistas de los nacionalistas catalanes, pero queremos que estén en las instituciones. Es una paradoja que los que quieren que ellos estén en España se alboroten y pretendan que no estén cuando se les facilita la integración en las cámaras. De todas formas, no vamos a pasar porque se exija en la negociación que haya una consulta sobre Cataluña.

¿No ve entonces riesgo de ruptura en el PSOE a pesar de las voces que están en contra de una negociación con Podemos, sus socios y los nacionalistas?

Yo no veo riesgo, porque los planteamientos básicos de quienes se han manifestado sobre la negociación son similares, con matices en las consideraciones. Todos defendemos que se propicie una integración plena y territorial del país para que no se produzca una situación como la vivida estos cuatro años y una carta de emergencia social para recuperar a aquellos colectivos que han quedado más castigados por el gobierno del PP.

 "Las vías de solución al conflicto catalán pasan por tender puentes, no por dinamitarlos, como lleva haciendo el PP"



¿Es un estorbo ahora Besteiro y su imputación judicial para las aspiraciones del PSOE de ganarle la Xunta al PP?

La imputación efectivamente es una dificultad, pero el secretario general en absoluto es un estorbo. Ha hecho su deberes y no se puede criticar su trabajo. La imputación ha venido a dificultar su trabajo, lamento que se haya producido y espero que desaparezca en el plazo más breve posible.

Pero parece difícil que se le retire la imputación antes de las comicios. ¿Qué le recomendaría a Besteiro?

Yo espero que esa imputación desaparezca antes de que el partido entre en el proceso de elección de un candidato, pero no tengo que hacerle ninguna recomendación a Besteiro, porque él mismo dijo en el comité nacional que cuando llegara el momento, si se seguía imputado, él sabría lo que tendría que hacer y que sería lo mejor para el partido. Sin saber a qué se refiere, estoy seguro de que va a acertar porque creo firmemente que hará lo que sea mejor para el partido en su momento.

¿Quién cree que estaría capacitado para asumir la candidatura a la Xunta en caso de que renuncie Besteiro?

Yo no trabajo sobre una hipótesis que espero que no se produzca.

En Lugo, el PSOE vivió una crisis interna a raíz de la lucha por la presidencia de la Diputación y el caso Martínez. ¿Cómo ve ahora el partido?

Veo un partido fuerte, con heridas. Gobernamos en la Diputación, la capital, en 28 ayuntamientos, tenemos miles de afiliados, por tanto es un partido fuerte, pero tiene heridas porque hemos cometido errores y dejan marcas, que espero que cicatricen pronto. Espero que los ciudadanos entiendan que cometemos errores, pero que el compromiso de los socialistas es defender los intereses de los lucenses.

Manuel Martínez quiere seguir en el PSOE. ¿Hay posibilidad de recuperarlo para el partido y normalizar la situación?

La permanencia o no de Martínez depende de lo que resuelvan los órganos disciplinarios del partido. Si tiene razón en el recurso que presentó contra su separación, podrá permanecer en el partido y espero que se puedan recomponer las cosas en el futuro.

Ricardo Varela: "Yo soy senador por Lugo del PSOE; la adscripción a...
Comentarios