miércoles. 22.01.2020 |
El tiempo
miércoles. 22.01.2020
El tiempo

Salsa Bechamel: la estrella de muchas recetas

En muchas ocasiones, las salsas son el ingrediente estrella de muchos platos, por lo que es esencial tener en mente las recetas de las principales salsas que empleamos en nuestros platos. Se podría decir que las salsas estrella, mejor conocidas como salsas madre, son la bechamel, la española, la de tomate, la holandesa y la conocida como velouté. No obstante, hay muchas más que tienen una gran relevancia en la gastronomía española, como la vinagreta, la mayonesa, la boloñesa, la salsa de yogur y muchas más.

Aun así, la protagonista indiscutible entre las salsas madre es la bechamel, que funciona como ingrediente clave de algunos de los platos más exquisitos de la cocina española. Pero antes de realizar platos que contienen bechamel, es esencial aprender a hacer esta salsa a la perfección, para poder obtener el punto adecuado dependiendo del plato en el que la apliquemos. La receta de la salsa bechamel la tienes aquí de manera clara y sencilla, y una vez aprendida, podrás aplicarla en numerosas recetas. Pero, ¿cuáles son los principales platos en los que se utiliza la salsa bechamel?

1. Croquetas

Las croquetas son, sin duda, uno de los platos más conocidos y apreciados de la gastronomía española. Son pequeñas porciones de masa rebozadas, que generalmente tienen forma redonda y ovalada. Uno de sus grandes atractivos es la infinidad de posibilidades que ofrecen, ya que podemos encontrar croquetas de numerosos ingredientes, ya sea carne, pescado o vegetales. Las croquetas suelen resultar sabrosas a la par que sencillas, por lo que muchas veces se utilizan como tapa o aperitivo en bares y restaurantes, pero también cumplen su función como entrantes en casi todas las comidas familiares.

El ingrediente principal de las croquetas es la apreciada salsa bechamel, ya que es la base de su relleno. No obstante, en este caso se aplica una versión más sólida y consistente de la salsa, que nos permita realizar las esferas sin que se rompan. Junto con la bechamel se pueden aplicar todo tipo de ingredientes, ya sea jamón, huevo, queso, champiñones, bacalao, pollo, etc.

2. Lasaña

La lasaña también está entre los platos más exitosos que tienen la salsa bechamel como ingrediente. Se trata de una receta muy sabrosa que normalmente se suele preparar como único plato, ya que tiende a llenar bastante debido a su densidad y la cantidad de ingredientes que lleva. Su preparación consiste en una serie de placas de pasta que generalmente van acompañadas por diversas capas de bechamel, tomate, carne y queso, que finalmente serán gratinadas en el horno.

Aunque se trata de una receta de origen italiano, la lasaña ha adquirido una gran relevancia en nuestro país. Además, la receta original con carne y tomate ha ido evolucionando y cada vez son más los tipos de lasañas que podemos encontrar. Al igual que las croquetas, la lasaña nos permite experimentar con todo tipo de sabores, ya sea carne, percado, setas, verduras, o incluso marisco.

3. Pasta gratinada

La pasta es otro plato de origen italiano que se ha asentado con gran éxito en nuestro país. Los macarrones son un plato sencillo que gusta a casi todo el mundo, por lo que pueden llegar a ser una apuesta segura para cuando tenemos invitados, especialmente para los más pequeños de la casa. La pasta gratinada es un plato sabroso, consistente y fácil de preparar. Para lograr este sencillo plato, basta con cocer la pasta y añadirle una carne con salsa de tomate que la complemente junto con la bechamel. Posteriormente cubrimos la mezcla con una capa de queso y lo metemos cinco minutos al horno para que se gratine. Así, siguiendo estos sencillos pasos y sin necesidad de invertir demasiado tiempo en ello, podremos conseguir un gran plato para hacer felices a todos nuestros comensales.

4. Espinacas con bechamel

Aunque las recetas anteriores cuentan con sus versiones más vegetales, no podía faltar un plato estrella en el que la bechamel funciona como acompañamiento de verduras. Las espinacas son un ingrediente que empasta muy bien con la bechamel, ya que además de ser saludables, aportan un gran sabor cuando las gratinamos en el horno. Generalmente se suelen añadir otros ingredientes adicionales que aportan más sabor al plato, como por ejemplo huevo duro troceado. De este modo, logramos un exquisito plato apto para vegetarianos. No obstante, si preferimos una opción con algo de carne que acompañe a las verduras, es muy común realizar este plato mezclado con jamón serrano, que aporta mucho sabor a la receta, pero sin llegar a eclipsar la base del plato, es decir, las espinacas con bechamel.

Salsa Bechamel: la estrella de muchas recetas