Miércoles. 26.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 26.09.2018
El tiempo

'Sandy' deja al menos 16 muertos, apagones y ciudades inundadas

El anuncio de dos muertes en Long Island (Nueva York) por caídas de árboles eleva a 16 la cifra de víctimas mortales en Estados Unidos y Canadá por la tormenta 'Sandy'. Nueva York cuenta siete de esos fallecidos y tres, Nueva Jersey. La mayoría de las muertes ocurrió por la caída de árboles sobre automóviles o viviendas, según las autoridades.

Una de las víctimas tuvo lugar en Canadá, donde una mujer falleció golpeada por un cartel que arrancó el viento.

'Sandy', cuando era todavía un huracán, causó en los últimos días cerca de sesenta muertos a su paso por varios países del Caribe.

Estragos
'Sandy' tocó tierra al sur del estado Nueva Jersey sobre las 20.00 hora local (2 de la madrugada hora española), donde dejó ciudades anegadas, olas gigantes y fuertes ráfagas de viento de hasta 150 kilómetros por hora que prometen convertir este huracán en uno de los más fuertes y extensos que han impactado jamás en la zona.

Denominado por el Centro Nacional de Huracanes como un "ciclón postropical", nada más tocar tierra la depresión perdió la rotación y la energía que le proveía el Atlántico, pero durante toda la noche azotó la costa este de EE.UU. con dureza.

Los efectos de "Sandy" se notaron desde Washington DC, la capital del Gobierno, hasta Nueva York, centro financiero mundial. En Atlantic City (Nueva Jersey), por donde penetró el centro de la tormenta, las inundaciones y las olas, amplificadas por las mareas, inundaron zonas residenciales y barrieron el famoso paseo marítimo, dejaron la ciudad a oscuras y obligaron a emitir un toque de queda hasta las 6 de la mañana.

En Nueva York los cortes de luz dejaron partes del perfil de Manhattan a oscuras y niveles récord de inundaciones en zonas como el Battery Park, con 4 metros de agua, así como una ciudad casi incomunicada, con puentes y túneles cortados, a excepción del túnel Lincoln.

Los fuertes vientos sostenidos, por encima en muchos casos de los 130 kilómetros hora, mostraron escenas dantescas a lo largo del noreste de Estados Unidos con transformadores eléctricos iluminando la noche al explotar y sirenas que no han cesado en la madrugada.

Según Weather Channel, las inundaciones y el viento han dejado cerca de 6 millones de personas sin electricidad en una amplia zona del noreste estadounidense, desde el estado de Virginia hasta Nueva York, pasando por las ciudades de Washington DC o Filadelfia (Pensilvania).

Esto hace que ciudades como Washington se hayan resignado a un segundo día de cierre de oficinas, colegios y paralización casi total de la actividad.

Las inundaciones que anegaron el bajo Manhattan también afectaron a las pistas de aterrizaje de los aeropuertos de JFK y de La Guardia en Nueva York, que al igual que los de Newark, en Nueva Jersey, Reagan-Washington, Dulles-Washington o Filadelfia no operaron vuelos.

Según Flightaware, desde ayer se han cancelado casi 14.000 vuelos en 11 aeropuertos, y se espera que hoy se suspendan 4.815 conexiones, un número que podría aumentar mientras la depresión avanza al oeste.

Los servicios de emergencia se han visto saturados por las llamadas, lo que obligó a las autoridades a pedir que solo ante un caso de vida o muerte se contactara a los números de socorro, al tiempo que animaron a no conducir para dejar vía libre a los servicios de rescate.

El regulador nuclear estadounidense, el NRC, declaró una alerta en la central nuclear de Oyster Creek, en Nueva Jersey, por el aumento de los niveles de agua en las tomas del complejo.

La central, activa desde 1969 y la más longeva de Estados Unidos, ya estaba bajo suspensión programada y se espera que con la bajada de los niveles de agua la situación se normalice. La NRC ha enviado inspectores a otras nueve centrales para prevenir riesgos en los reactores nucleares.

La reparación de los daños se calcula en varios miles de millones de dólares.

Transportes
El transporte público de Nueva York "no ha afrontado un desastre tan devastador", en sus 108 años de existencia, como la tormenta "Sandy", afirmó el presidente de la Autoridad Metropolitana de Transporte, Joseph Lhota.

La tormenta causó graves daños a la infraestructura de metro, trenes de cercanías, autobuses y túneles de la región, explicó Lhota en un comunicado divulgado esta madrugada.

La MTA que cerró en la noche del domingo de forma preventiva, dijo en la noche del lunes que no sabría cuándo podría reabrir sus servicios al público.

Sólamente la red de metro transporta diariamente a 5,5 millones de pasajeros y cuenta con 468 estaciones en los cinco condados.

Tampoco se sabe si este martes podrá circular la flota de 5.600 autobuses de la empresa.

'Sandy' deja al menos 16 muertos, apagones y ciudades inundadas
Comentarios