Miércoles. 22.05.2019 |
El tiempo
Miércoles. 22.05.2019
El tiempo

Se enfrentan a tres años de cárcel por dejar morir a 18 caballos de inanición en el País Vasco

Hay cinco acusados por desatender tres instalaciones hípicas

La Fiscalía de Álava pide tres años de cárcel para las cinco personas que dejaron de alimentar a más de medio centenar de animales y causaron la muerte por inanición de 18 caballos en una hípica de Álava y en dos fincas de Bizkaia.

El fiscal acusa a este grupo de tres delitos de maltrato animal continuado, es decir, que les atribuye un delito por cada uno de los emplazamientos donde desatendieron a los animales bajo su responsabilidad, que principalmente eran caballos.

La Fiscalía alavesa pide además en su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Efe, que no puedan trabajar o desarrollar actividades comerciales relacionadas con animales durante un periodo de tres años.

Los hechos se remontan a mayo 2014 cuando dos de los acusados arrendaron un club hípico en Okendo (Álava) y otro hizo lo propio con fincas en Güeñes y Gordexola, ambas localidades en Bizkaia, para tener allí caballos.

Desde entonces los acusados -unos como encargados de la atención directa de los animales y otros como arrendatarios y colaboradores- asumieron el cuidado de estas instalaciones y sus animales.

Sin embargo, señala la Fiscalía, en una "fecha indeterminada" los cinco procesados "de forma consciente y con manifiesta dejación de sus deberes de atención para con los animales bajo su custodia dejaron voluntariamente de procurarles alimento y agua".

En el caso de Güeñes y "pese a los requerimientos" de la Diputación de Bizkaia para que se les prestase "la atención necesaria de forma inmediata", los caballos seguían sin estar cuidados.

Por ello, en noviembre de 2014 trabajadores forales acudieron a la finca, donde encontraron un equino muerto, otro agonizante y doce desnutridos.
Pocos después los funcionarios de la Diputación se presentaron en Gordexola para decomisar los animales y se encontraron con ocho caballos muertos y diez desnutridos.

En Okendo la cabaña desatendida ascendía a treinta caballos, tres asnos, seis perros, una cerda vietnamita, una gallina y dos patos. Ocho de los caballos estaban muertos cuando llegó el personal de la Diputación alavesa y el resto se encontraban desnutridos, sin acceso a agua ni alimentos, así como encerrados o atados.

La Diputación de Álava asumió los gastos de mantenimiento, cuidado y atención de estos animales que habían sobrevivido y ahora reclama a los acusados casi 75.000 euros en concepto de responsabilidad civil.

Entre la hípica de Okendo y las fincas de Gordexola y Güeñes los caballos muertos ascienden a 18 y los animales que sufrieron desnutrición eran 26 caballos, 3 asnos, 6 perros, una cerda vietnamita, dos patos y una gallina. El juicio por estos hechos se celebrará la semana que viene en un juzgado de Vitoria

Se enfrentan a tres años de cárcel por dejar morir a 18 caballos de...
Comentarios