lunes. 30.03.2020 |
El tiempo
lunes. 30.03.2020
El tiempo

Sindo Villamayor:«Me harté de ser el tonto útil. Soy una persona vetada por el PP»

Sindo Villamayor, ayer en su copistería. iria eiras
Sindo Villamayor, ayer en su copistería. iria eiras

El asociacionismo estradense en materia comercial pierde al que durante una década fue su gran valedor. Y lo pierde además dejando un agrio sabor de boca. Villamayor dimite en medio de las críticas de unos, los aplausos de otros y las traiciones, afirma, de algunos asociados

sin morderse la lengua y disparando culpas como tiros a ráfagas contra quien cree que las tiene. Sindo Villamayor es todo un referente en el sector comercial de A Estrada. De los 14 años que tiene el colectivo de comerciantes, Acoe, diez ha estado en la directiva y lleva ocho como presidente. Harto de ‘dimes y diretes’, de algún juego sucio que le lesionó la moral y la paciencia y de perder horas de su vida profesional y personal luchando a contracorriente, Villamayor anunció el pasado sábado su dimisión irrevocable. Hoy se reúne la directiva para fijar el calendario electoral y la fecha de la asamblea en la que se elegirá un nuevo equipo directivo. Pilar Carrera es la presidenta en funciones.

Ya había amagado en varias ocasiones con dimitir. ¿Cuál fue la gota que hizo rebosar el vaso?

No es que hubiese una cosa concreta. Poco a poco te vas cansando, escuhas cosas e además estoy convencido de que es bueno que entre gente nueva. Si uno tiene un proyecto para estimular una asociación y la gente comienza a no participar, acabas autoinculpándote. Tampoco quiero ser un Robin Hood para salvar a la gente. Lo que no era de recibo es convocar una reunión y que no acuda nadie más que la directiva. Yo gestionando convenios y otros comerciantes atendiendo sus negocios o en los bares. Ya basta de ser el tonto útil.

Se va muy enfadado. ¿O más bien decepcionado?

Una cosa lleva a la otra. Me decepcioné y entonces, me enfadé. No había reciprocidad. La gente no trabaja. Hay caraduras que se sumaban a las campañas sin siquiera ser socios. Es cierto que hay una crisis brutal y algunos comerciantes hacen números para llegar a fin de mes, así es que algunos no pagaban la cuota mensual [10 euros], pero no te lo decían y, en lugar de eso, habablan mal de mí... llamándome incluso sinvergüenza... Bueno, hay quien prefiere gastar diez euros en cafés que estar en una asociación profesional. Aquí tiene sucedido cada cosa...

¿Cómo qué...?

Como que hoy un comerciante defendiese una postura en una asamblea, decidiésemos todos ir a hablar con el alcalde por ejemplo a las 12 de la mañana y a las 10 el alcalde ya tenía la versión contraria...vamos, puenteándome.

¿Cree realmente que, como dijo públicamente algún vocal de su directiva, había una campaña de acoso y derribo contra usted?

Yo que sé... creo que no y espero que tengan cosas más interesantes que hacer que acabar conmigo. Está claro que yo para el Gobierno local no soy cómodo, sino molesto...pero en el Concello nunca hablaba de política. Lo que sí hacía es decirles las cosas a la cara. Por ejemplo, que estén poniendo jardineras y remodelando plazas cuando alguna gente no tiene para comer. De verdad que es penoso tener que pelear con las administraciones, que ni se molestaban en atender peticiones como la de programar acciones transversales, con otros concellos por ejemplo, para dinamizar el comercio.

Entonces, ¿cree que su incursión en política le ha pasado factura?

Es cierto que he hecho campaña a favor del BNG, pero desde hace dos o tres años ya no milito en ningún partido [se dio de baja en la formación nacionalista]. A ver... jugaron muchos factores. Subí las cuotas de tres a diez euros, pero probablemente si fuese de su cuerda política hubiese sido más fácil obtener ayudas, pero no creo que fuese algo determinante. Está claro que si yo no me quisiese marchar no me iría, aunque sí, soy una persona vetada por el PP. Nunca me dio un solo trabajo en mi negocio particular.

Su directiva coincide en calificarle como un luchador incansable. La falta de apoyo de los socios ¿Frustró algunos proyectos?

Frustra el proyecto de la asociación en sí mismo, en general. ¡Cuántas cosas se hicieron y cuántas se podrían haber hecho con la colaboración de los asociados y del Concello! Por ejemplo que en las noches de compras que organizamos abriese todo el comercio, al menos todos los asociados [son 150] y no solo 30 o 40. El socio tiene que entender que no basta con pagar una cuota, que hay que implicarse y trabajar porque en la Acoe se consiguieron grandes cosas, sobre todo al principio; la sede, la gerencia, una tarjeta de fidelización, campañas innovadoras y creativas...

En su despedida pública dejó entrever que la pasividad de algunos comerciantes está repercutiendo más en el resultado de sus negocios que la propia crisis o que la apertura de centros comerciales como el de As Cancelas en Santiago, pero...¿qué hacer en un momento tan difícil para el sector?

La viabilidad del pequeño comercio pasa por tener una asociación fuerte y aprovecharla para estar unidos, promover acciones formativas y asistir a ellas, porque esa es otra (a algunos cursos no vino nadie); hacerte más competitivo en definitiva. Con eso flotas. Lo que no se puede es ser ingenuo. No se le puede pedir al PP que realice campañas a favor del pequeño comercio. No, porque no es lo suyo. Lo que hacen es solo de cara a la galería porque comerciantes somos muchos y votamos. Ellos hacen la política que pueden hacer, enfocada al gran capital.

Sindo Villamayor:«Me harté de ser el tonto útil. Soy una persona...
Comentarios