sábado. 22.01.2022 |
El tiempo
sábado. 22.01.2022
El tiempo

Piden que se prorrogue la prisión provisional de dos de los acusados por el crimen del Umia

PONTEVEDRA. La Audiencia Provincial de Pontevedra ha revisado este martes, día 21, la prisión provisional a Jesús P.M. y a Héctor V., dos de los cuatro acusados por el crimen del Umia, en el que fue asesinado supuestamente por una deuda de drogas, Enrique Monteagudo Caldas, 'Lucho', un morañés de 29 años.

El 3 de febrero se cumplirán dos años desde el ingreso en prisión de estos dos acusados, siendo preceptiva la revisión de la medida de reclusión. La Fiscalía y la acusación particular solicitaron que se prorrogue la prisión provisional.

El juicio se ha señalado para el lunes 10 de marzo, casi cuatro años desde que tuvo lugar este suceso ocurrido en A Pontenova, en el municipio de Cuntis, el 22 de julio del 2010. El tribunal ha reservado la sala durante tres días.

En el banquillo de los acusados de la Sección Cuarta se sentarán Adrián F.C., de 23 años; Héctor V.L., de 30 años; Jesús P.M., 'Chicho', de 55 años y Borja C.S., de 25 años. Todos ellos están en prisión provisional en la cárcel pontevedresa de A Lama.

En la vista de este martes, la Fiscalía de Pontevedra y la acusación particular alegaron que no hay ninguna modificación de la situación de los acusados con respecto a la que había cuando se acordó la prisión el 3 de febrero de 2012.

Por su parte, la defensa de Héctor V., ejercida por el abogado José Luis Gutiérrez Aranguren, cree que "sí que hubo cambios", por lo que pidió la puesta en libertad de su cliente.

El letrado entiende que debe ser excarcelado tras dos años en prisión preventiva con "presunción de inocencia todavía vigente", teniendo en cuenta que no existe la posibilidad de que el acusado modifique pruebas, "ya que se acabó la investigación".

Sin riesgo de fuga

Además, el letrado añade la inexistencia del riesgo de fuga. "Ya que mi cliente es una persona con arraigo social, que no sólo trabajaba sino que además estudiaba, compaginando ambas actividades con éxito", ha dicho, para añadir que Héctor V. fue detenido tras ser incriminado por otro de los acusados.

Concretamente, Adrián F.C. "incriminó a Héctor y a un tal Chicho, un pobre demente que está ingresado en el hospital de Conxo" cuando habían transcurrido dos años desde la fecha de comisión de los hechos. "Realmente si se considerara culpable y en riesgo de ser detenido, el imputado hubiera tenido tiempo durante esos años para hacer mutis, sin embargo continuó trabajando y estudiando con absoluta normalidad", afirmó el citado abogado.

Pese a todo, el letrado admitió ser "consciente de la dificultad" ya que apenas queda un mes para la celebración del juicio y que "dada la gravedad de la pena que se le pide se puede prorrogar la estancia en prisión por otros dos años más".

Héctor V. tuvo que ser trasladado a la Audiencia Provincial desde la cárcel de A Lama, ya que el sistema de videoconferencia del centro penitenciario pontevedrés está estropeado. Por su parte, Jesús P.M. pudo seguir el desarrollo de la vista por videoconferencia desde el hospital de Conxo.

El juicio se iba a desarrollar inicialmente el 14 de octubre del 2013, pero la esquizofrenia paranoide que padece Jesús P., agravada durante su estancia en prisión, obligó a suspender la vista. Tanto la Fiscalía como la acusación particular solicitan veinte años de cárcel para cada uno de los acusados por un delito de asesinato.

Piden que se prorrogue la prisión provisional de dos de los...
Comentarios