lunes. 25.01.2021 |
El tiempo
lunes. 25.01.2021
El tiempo

Susto en la calle Oitavén ante la sospecha de un nuevo escape de gas

El operativo se manuvo en la zona durante una hora, aproximadamente, sin hallar sustancias en el aire
El operativo se manuvo en la zona durante una hora, aproximadamente, sin hallar sustancias en el aire
Una llamada procedente del número 9 de la calle de A Caeira movilizó a Policía Local, Emerxencias Sanxenxo y Protección Civil, aunque finalmente se descartó el peligro

Los vecinos de la rúa Oitavén de A Caeira que se vieron sorprendidos hace poco más de una semana cuando un escape de gas produjo una gran deflagración en la acera, a escasos metros de la entrada de dos de los edificios, revivieron ayer el susto al detectar un olor extraño que asociaron a un nuevo escape de esta sustancia.

El aviso se produjo sobre las 17.00 horas y las sospechas del vecino del número 9 de la citada calle que dio la voz de alerta se centraban en el mismo punto, una toma del inmueble, que sufrió el problema la vez anterior.

Inmediatamente se desarrolló un protocolo parecido al de la ocasión anterior, aunque sin el incendio de por medio, lo que, entre otras cosas, no obligó a desalojar los inmuebles.

Al punto acudieron los efectivos de Emerxencias Sanxenxo, así como los voluntarios de Protección Civil de Poio y la Policía Local.

Poco después de una hora se desmantelaba el operativo, tras descartar la presencia de gas en el inmueble

En un principio, las labores se centraron en la comprobación del nivel de CO2 presente en el aire en la zona en donde el vecino decía notar el olor a gas.

Después de los primeros resultados negativos, las tareas se extendieron al interior del inmueble para contar con más garantías en todas las comprobaciones.

Poco después de una hora del aviso se desactivaba totalmente el operativo, sin que los medidores arrojasen ningún indicio de presencia de gas.

Fuentes locales explicaron que los vecinos se mantienen desconfiados desde el capítulo vivido el viernes de San Xoán, cuando, a primera hora de la mañana, un escape produjo una llamarada de unos cinco metros de altura en la misma zona que obligó a desalojar a los vecinos de unas 35 viviendas.

INFORME POLICIAL. Fuentes de la Policía Local de Poio indicaron que el informe policial sobre aquel suceso permanece a la espera de las aportaciones finales de los Bomberos y el informe pericial.

La empresa, Gas Natural Fenosa, acudió al punto del accidente y realizó pruebas en todas las canalizaciones de la misma acera, además de reparar la conducción que se averió con la deflagración. A pesar de ello, la firma no dio noticias sobre la causa de la misma y los vecinos no han podido saber qué provocó aquel accidente, motivo que puede influir en las sospechas de los habitantes de los dos inmuebles que ayer les llevaron a denunciar la posibilidad de un nuevo escape de gas.

Susto en la calle Oitavén ante la sospecha de un nuevo escape de gas
Comentarios