martes. 17.05.2022 |
El tiempo
martes. 17.05.2022
El tiempo

Tercer presupuesto continuista del mandato en Ponte Caldelas

Los ediles del PP votando a favor una de sus propuestas de ayer. Ninguna de ellas fue apoyada por la oposición. d. p.
Los ediles del PP votando a favor una de sus propuestas de ayer. Ninguna de ellas fue apoyada por la oposición. d. p.

PONTE CALDELAS. Aunque se supone que el Pleno de presupuestos es uno de los más importantes del año en los concellos, en el de Ponte Caldelas, la sesión celebrada ayer supuso un mero trámite para el PP, que tiró de mayoría para aprobar este y los demás puntos del Orden del día y no encontró apenas incomodidad en los argumentos ofrecidos por su oposición.

‘Continuismo’, un concepto en torno al que se debate con frecuencia en Ponte Caldelas -y muy en especial en la fecha del presupuesto-, fue una de las palabras más repetidas e incluso se puede decir que el concepto caló más allá de las palabras, dado que las tres formaciones tiraron de ideas expuestas ya en los debates de años anteriores y vivieron la sesión como una continuidad o repetición de los otros plenos convocados por este motivo durante el presente mandato.

Así, el PP insistió, una vez más, en que un presupuesto continuista es bueno en tiempos de crisis, «pues otras administraciones no pueden mantenerlo y eso significaría, en nuestro caso, renunciar a servicios municipales».

El PSOE volvió también a insistir en su idea de que los emolumentos del alcalde son exagerados con respecto a la cifra de habitantes y en que el continuismo no es bueno si las cuentas no aportan soluciones y el BNG, también por tercera vez en lo que va de mandato, insinuó que «como siga medrando o gasto corrente, os políticos sobraremos», para criticar que este año en ese concepto (personal y gastos comunes del Concello) se supera el 80% de la cuenta.

No solo faltaron ideas nuevas, sino que, además, los grupos de la oposición renunciaron a mociones ‘de partido’ que están causando gran polémica en concellos gallegos. Se echó de menos la moción sobre la Modificación de la Ley del Aborto, que en otros municipios presentan BNG y PSOE y que ha llevado a algunos alcaldes ‘populares’ a dar libertad de voto o a rechazar abiertamente la propuesta de Gallardón; tampoco se presentaron la moción nacionalista sobre el reparto de áreas sanitarias en la provincia, ni la moción del PSOE rechazando la anulación de las prestaciones sanitarias de oficio que se practicará a los parados que pasen más de 90 días fuera de la Unión Europea y que tiene calado en los municipios con gran porcentaje de emigrantes, como es el caso de Ponte Caldelas.

Paradójicamente, liberado del ‘compromiso’ de tener que postularse contra su propio partido en debates como el del aborto o las prestaciones a los parados en el extranjero, el alcalde criticó abiertamente una ley del Gobierno central ‘motu proprio’.

Se trata de la nueva Ley de Bases de Régimen Local. «No puede haber menos autonomía para los municipios con esta Ley. Lo digo abiertamente, a veces parece que pagamos al interventor para tenerlo al servicio del Ministerio, fiscalizando y enviando informes que no vienen al caso».

Sueldo

La nueva Ley de Bases es la que obligó al regidor a bajarse sus emolumentos poco más de 3.000 euros anuales para adaptarse a la nueva tabla salarial aprobada por el Consejo de Ministros. El alcalde adaptó su salario un año antes de lo que marca la Ley como tope. Sin embargo, este no parece el principal asunto que molesta a Rodríguez respecto al marco legal en el que operarán los concellos a partir de ahora. Para empezar, no está claro cómo se podrán gastar los caudales incluidos en las partidas de remanente que de un año a otro se van destinando, por sistema, a la financiación de planes de obras para evitar nuevas operaciones de crédito. Además, tampoco están muy claras las nuevas competencias de los concellos.

Eso sí, Rodríguez desveló que «son muchas menos, y habrá trabas para muchas de las cosas y servicios que ahora ofrecemos. Se habla de la ayuda al empleo, pues ese es un ámbito en el que no podremos actuar, ni siquiera está claro cómo se podrían llevar a cabo los obradoiros de emprego».

Obras

Con respecto a las cuentas, como ya se explicó en la última semana, serán ligeramente inferiores a las del año pasado. Ascenderán a 3.196.959,92 euros, de los que la mayor parte se irá en mantener el nivel de gasto de mantenimiento y la partida de personal. Solo en electricidad, aseveró el alcalde, se gastarán 300.000 euros en 2014, contando con los efectos de las medidas de ahorro energético. ¿Como se reparte lo que queda? Lo más destacable es una pequeña partida de obras del plan de inversiones propio, de 198.000 euros, de los cuales 141.000 euros se financiarían con una operación de crédito, probablemente. Estos fondos se destinarían a cofinanciar esas actuaciones para las que se obtenga subvención de la Xunta de Galicia. De la Xunta y la Deputación llegarán otras inversiones, cuantificadas en 1.158.000 euros destinadas a saneamiento en el rural (A Reigosa, Baltar, Taboadelo y EDAR de Buchabade).

El Concello mantendrá las partidas para cultura, fiestas, ayudas escolares y a asociaciones deportivas y otras prestaciones municipales. Se repetirá la cantidad de ayuda para los comerciantes del municipio (9.000 euros) y se incrementará la cantidad destinada a las familias en situación de emergencia social, que pasará de 8.000 a 10.500 euros.

Tercer presupuesto continuista del mandato en Ponte Caldelas
Comentarios