Toni Nadal: ''Es casi imposible que Rafa gane este año Wimbledon o Roland Garros''

Toni Nadal, tío y entrenador del número uno del tenis mundial, Rafael Nadal, participó ayer en A Coruña en el congreso para jóvenes Lo que de verdad importa, que ha promovido la Fundación María José Jove. El preparador, responsable en buena parte de la carrera y del ejemplar comportamiento del manacorí, habla del futuro de su sobrino, del pasado del mundo del tenis y del mundo del fútbol.

Pregunta
: Citando el nombre de este congreso dirigido a los jóvenes, ¿que es lo que de verdad importa?
Respuesta: Desde mi punto de vista fijar y mantener unos valores. En el caso de Rafael, cuando era joven, siempre he intentado que tuviera claros qué valores hay que tener en el deporte y fuera del deporte. Cuando tienes esa base todas las cosas de la vida son más fáciles.

P: ¿En el deporte, que valores son los determinantes a la hora de orientar una carrera como la de Rafael?
R: Lo principal es la ilusión por hacer bien lo que uno hace y por mejorar. Como sólo de ilusión no se vive, es importante inculcar el valor del esfuerzo. Todo esto hay que orientarlo al camino de la corrección, con las personas de tu entorno, con tus rivales y con todos. Cuando uno sigue esos pasos acaba siendo más feliz.

P: Con la espectacularización del deporte, ¿la obsesión por el éxito, no está eclipsando estos mismo valores?
R: Creo que, a pesar de todo, el deporte es uno de los pocos ámbitos que quedan en los que el que triunfa es el mejor y el más talentoso. Eso siempre pasará y es bueno. Uno puede ser el mejor cantante del mundo y no alcanzar el éxito en su vida por falta de promoción. Luego, otro mal cantante llega a lo más alto porque alguien lo vende bien. En una empresa, en el cine, en la política, no siempre prosperan los que se lo merecen y en el deporte, sí.

P: ¿Cómo cree que afectan a este campo grescas como la que han tenido Guardiola y Mourinho esta semana?
Estas cosas dañan mucho al fútbol y dan un ejemplo muy malo a los jóvenes deportistas. Aunque soy simpatizante del Barça, creo que puedo decir con cierta objetividad que la culpa la ha tenido Mourinho. Pep cometió el error de entrarle al trapo, pero la corrección en sus declaraciones a lo largo de estos años hacen que se le pueda disculpar esta falta. En el caso de Mourinho, que me parece uno de los mejores entrenadores del mundo, esa actitud es constante. Siempre juega a la crispación y eso no es positivo para el deporte, aunque lo sea para el espectáculo de la prensa.

P: Volviendo a los jóvenes, declaró usted en una ocasión que cambiaría algunas cosas del modo en que entrenó a Rafa de niño. ¿A que se refería?
R: A mí siempre me hacen gracia las personas que dicen que no cambiarían nunca nada. No me lo creo. Si tuviese la oportunidad de volver a atrás no habría sido tan exigente con Rafael cuando era niño. Creo que la presión y la dureza de sus entrenamientos cuando tenía, por ejemplo, once años, es excesiva. Ahora no creo que sea tan importante pedirle tanto a una persona a una edad tan prematura. En cualquier caso, no todo estaba mal hecho, porque le ha ido bastante bien. Creo que los dos podemos estar muy orgullosos de nuestro trabajo.

P: Actualmente el tenis tiene un dueto protagonista, el de Federer y Nadal ¿Tardará mucho en convertirse en un dueto Nadal-Djokovic?
R: Djokovic lleva desde el 2008 demostrando que es muy bueno y ahora mismo es el jugador más en forma. Estoy seguro que en un tiempo el tenis dejará de estar protagonizado por un dueto. Habrá un grupo mayor de jugadores compitiendo en lo más alto sin que sólo dos lo acaparen todo. Es algo que empieza ya a pasar, ahora mismo están Rafael, Federer, Djokovic y Del Potro, con alguno más, en lo más alto.

P: Pero de Federer no nos podemos olvidar, ¿no?
R: Para nada. Federer va a cumplir 30 años y le queda mucho, pero antes o después tendrá que pensar hasta cuándo va a seguir y eso dependerá de la ilusión con la que salga a jugar.

P: Actualmente el tenis transmite una imagen de caballerosidad casi inédita en otros deportes...
R: Sí, pero creo que es gracias a Rafael y a Federer. Las cosas no eran así con Sampras, Agassi, McEnroe... Esto depende de las personas y del momento. Nosotros hemos tenido la suerte de tener una relación excelente con Federer. Rafael y él se llevan muy bien y eso es muy bueno para el deporte. La rivalidad que hay entre ellos es buena. Ha superado a Rafa muchas veces y eso jamás a generado en él odio hacia Roger, sino todo lo contrario. Cada vez que le ganaba, Rafa le respetaba más.

P: ¿Qué le queda por pulir a Rafael?
R: Tiene que pulir muchas cosas y mejorar día a día, que es algo dificilísimo. Lo más importante es trabajar en la regularidad del saque, el revés y la consistencia en la bolea.

P: ¿Cree que podrá repetir la primavera mágica de este año?
Yo me suelo mover en el terreno de la lógica y el sentido común, por eso no soy muy optimista. Creo que tiene un 10% de posibilidades de ganar Roland Garros y un 6%, como mucho, de ganar Winbeldon. Será muy difícil, pero hay que intentarlo paso a paso. Ahora lo importante es pensar en Madrid.

P: Mucho deportistas de élite han coqueteado con otros deporte, como Michael Jordan, Raikkonen... ¿Cree que Rafael lo hará en un futuro?
R: No sé si se darán las circunstancias, pero estoy seguro de que si en un momento dado le ofrecen jugar en un equipo de fútbol o de forma profesional al golf el diría que sí, porque le encantan y porque es un deportista nato.

Comentarios