Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

Tres ranas menos y ningún pato en el renovado estanque de As Palmeiras

Uno de los huecos donde deberían estar las ranas
Uno de los huecos donde deberían estar las ranas
El malestar de los vecinos estalla en las redes sociales poco después de las obras por culpa de los vándalos

Apenas dos meses después de la finalización de las obras de renovación del emblemático estanque de As Palmeiras, son varias las muestras de vandalismo que afectan a la imagen del lugar.

De las seis ranas que, desde un principio, custodiaban sus paredes, solamente tres han sobrevivido al verano. A día de hoy, en lugar de encontrarse los seis pequeños anfibios, solamente tres son los que se mantienen intactos. En los huecos de la otra mitad no queda más que el resto de su anterior presencia. Además, tras haber arrancado las ranas de sus respectivos lugares, han quedado al aire los distintos sistemas de canalización de agua, antes escondidos en el interior del cuerpo de las figuras.

PATOS. Sorprende que, dos meses después de la renovación, un estanque destinado a los patos, todavía no resguarde a ninguno de ellos.

Según testimonios de algunos padres que suelen frecuentar esta zona con sus hijos: "Además de antiestético, puede llegar a resultar peligroso para los más pequeños, ya que quieren tocarlo todo y, a nada que te despistes, pueden hacerse daño con algún tubo de los que están al aire". Tanto algunos vecinos de la zona como gran número de pontevedresas y pontevedreses han denunciado en las redes sociales lo " bochornoso y lamentable de la situación", puesto que ha transcurrido muy poco tiempo desde las costosas reparaciones. Algunos asocian estos daños con "la presencia de las Festas da Peregrina en el lugar. Son muchas las personas que pasaron por allí y, sin quererlo, pudieron dañar de alguna forma el sitio". Pero, la cantidad de ranas desaparecidas y la situación de los lugares en los que deberían encontrarse apunta a que "se han cometido actos vandálicos que atentan contra el mobiliario público", según opiniones de usuarios de Facebook.

Además, el famoso palomar, recientemente restaurado y pintado, también presenta algún deterioro en sus paredes, ya que son varias las pintadas que presenta, las cuales rompen con su estética. Los mismos que denuncian estos daños aprovechan para aportar soluciones a estas actuaciones en contra de las zonas de la ciudad. Algunos proponen "la conveniencia de instalar cámaras de seguridad que vigilen el lugar". Otros aseguran que una "mayor presencia policial" evitaría estas situaciones. Y, por último, algunos entran en el tema de las sanciones: "Investigando y aplicando castigos severos por la destrucción de mobiliario público, seguro que disminuirían estos ataques".

Tres ranas menos y ningún pato en el renovado estanque de As Palmeiras
Comentarios