El último fin de semana de noviembre será soleado en Galicia y dará paso a la lluvia

La influencia anticiclónica se debilitará mañana por la noche cuando llegarán las precipitaciones que serán persistentes la próxima semana
Cuatro personas caminan con paraguas en Santiago. LAVANDEIRA JR (EFE)
photo_camera Cuatro personas caminan con paraguas en Santiago. LAVANDEIRA JR (EFE)

El último fin de semana de noviembre seguirá muy soleado en Galicia con temperaturas suaves en las horas centrales del día, entre 18-15 grados, que podrían dar paso a las lluvias la próxima semana.

De este modo el sol dominará el último fin de semana de noviembre en toda la Península. Sin embargo, este tiempo anticiclónico podría cambiar la próxima semana, cuando España se vea afectada por borrascas atlánticas que traerán lluvias y posibilidad de nieve en las montañas, más abundantes en el norte y en el este peninsular, avanzó Rubén del Campo, portavoz de Aemet.

Según pronostica Meteogalicia, a lo largo de mañana se irá debilitando progresivamente la influencia anticiclónica predominante en los últimos días. Así, el día amanecerá con intervalos de nubes medias e altas e bancos de niebla localmente persistentes en la provincia de Lugo. Con el avance de la tarde los cielos se irán cubriendo y por noche llegarán las lluvias por la franja atlántica.

Las temperaturas mínimas de la próxima semana no tendrán cambios significativos en la comunidad mientras que las máximas sufrirán un ligero descenso.

En el resto de España, este sábado será una jornada de tiempo estable, con mínimas en ascenso y heladas ya más débiles y acotadas, sobre todo a zonas de montaña, sin embargo persistirán las nieblas matinales en zonas del interior, del norte y oeste de la península, sobre todo cerca de grandes ríos, más persistentes en Castilla y León y en Euskadi.

En estas zonas de más nieblas el ambiente será frío durante toda la jornada, con unos 10 a 12 grados de máxima; en el resto, en general, subirán las temperaturas salvo en Los Pirineos, donde bajarán y continuarán con un ambiente muy agradable en Almería, Murcia, Alicante, Valencia, Sevilla, Tarragona y Málaga con 20 a 22 grados.

En ciudades del interior, Madrid y Toledo subirán hasta los 16 y 17 grados, respectivamente, y Guadalajara se quedará en unos 18 grados.

Del Campo adelantó que el domingo seguirá el ascenso de las nocturnas, aunque bajarán algo las diurnas y se podría producir algún chaparrón aislado en puntos de la costa catalana y de Baleares, al igual que en áreas de Galicia y Asturias.

Además esa jornada seguirán las nieblas en zonas del interior, sobre todo en la meseta norte y en valles de los grandes ríos, con temperaturas entre los 12 y 18 grados en el interior de la Península, más altas cuanto más al sur, y hasta 20 grados en el Mediterráneo.

La próxima semana, última de noviembre, comenzará con la llegada de "un frente asociado a una borrasca atlántica", con lluvias, en general, débiles y con algunos chubascos en Baleares.

Tras el paso de este frente, dejará de llover salvo en el Cantábrico y Pirineos, donde las precipitaciones serán persistentes y con una cota de nieve en el norte en torno a 1.200 metros. A partir del miércoles podría haber más influencia de las borrascas atlánticas con lluvias, sobre todo en el norte.

En octubre
Más de 1.000 litros por metro cuadrado en zonas
Galicia registró más de 1.000 litros de agua por metro cuadrado durante el tren de borrascas registrado en el mes de noviembre. Sin embargo, desde la Aemet señalaron el contraste de la comunidad gallega con la vertiente mediterránea peninsular y en ambos archipiélagos, donde las lluvias estos 50 primeros días del año hidrológico fueron escasas.

Más agua hasta febrero
De cara al próximo trimestre la agencia estatal de meteorología adelantó que aunque la tendencia no está muy clara por el momento, parece que en los meses de diciembre, enero y febrero las precipitaciones podrían ser más abundantes de lo normal en Galicia y menos abundantes en el área mediterránea y ambos archipiélagos.

Comentarios