Un cachito de la Patagonia muy cerca de Galicia

Por iniciativa de una emprendedora viguesa, María Peláez, y de su pareja, Gorka se ha construído en Maraña, un pueblo situado en el Parque Regional de los Picos de Europa, un enclave de turismo rural compuesto por cinco cabañas de ambientación patagónica.

La iniciativa está pensada para amantes de la naturaleza y de actividades como el senderismo, el ciclismo o el montañismo. "Se realizó así porque así fue la concepción de la aventura; un proyecto de turismo rural con cábañas de madera de espíritu patagónico, con marcada sensibilidad ambiental y plena conciencia ecológica", detalla María.

Las cabañas, con capacidad para cuatro o cinco huéspedes cada una, han sido contruídas con materiales sostenibles, como la madera, y utilizando fuentes de energía renovables, como la biomasa. Además se encuentran situadas en pleno corazón del parque natural de los Picos de Europa, en el monte Mampodre, lo que ofrece a los futuros visitantes una espectacular panorámica de las cumbres y de los más de 15.000 metros cuadrados de árboles autóctonos.