Un centenar de delegados de CIG se manifiestan contra la reforma de la Carta Magna

Centenares de delegados de la CIG se han concentrado este martes en las principales ciudades gallegas para expresar su oposición a la reforma de la Constitución para fijar un techo de deuda pública.

Alrededor de un centenar de personas participaron en la concentración de Santiago de Compostela, a la que se sumó el portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez.

El dirigente nacionalista señaló, en declaraciones a los periodistas, que la reforma constitucional impulsada por el PSOE y el PP es un "auténtico pacto de hierro" sobre una política económica "antidemocrática, antigallega y antisocial".

A juicio de Vázquez, la reforma es "inútil", porque "cuantas más medidas se toman en esa dirección peor van las cosas para los pueblos y para las personas".

VIGO Y A CORUÑA
En Vigo, un centenar de delegados sindicales se han concentrado a las puertas de la delegación de la Xunta para protestar contra la reforma que supone, según la CIG, "un ataque a los intereses de la mayoría social" y por no haber estado precedida de un "amplio debate" político y ciudadano.

Tras una pancarta que rezaba "No a esta reforma de la Constitución. Referéndum sí", los delegados han respaldado al secretario comarcal de la CIG, Serafín Otero, que ha leído un manifiesto en contra de la reforma de la Carta Magna pactada por PSOE y PP.

Según el sindicato nacionalista, se trata de una iniciativa con "un fuerte contenido ideológico de reforzamiento del presupuesto neoliberal de limitar el poder y la capacidad del Estado" a la hora de intervenir y regular las políticas sociales y económicas.

Los principales beneficiarios de esta reforma son, según la CIG, los intereses del capital privado y de la banca, y una de sus principales consecuencias será un "retroceso importante en el gasto social".

En A Coruña, alrededor de un centenar de delegados sindicales se ha concentrado pasadas las 11:00 horas frente a la Delegación del Gobierno en Galicia.

De esta manera, han querido expresar su rechazo a la reforma constitucional que limita el techo de déficit público y reclamar un referéndum para que la ciudadanía pueda decidir si se incluye este cambio en la Constitución.

OURENSE Y LUGO
En Ourense, unas setenta personas se han sumado a la concentración ante la Subdelegación de Gobierno, a la que se unieron integrantes del BNG, encabezados por la teniente-alcalde Isabel Pérez.

Durante la movilización, se pudieron ver pancartas en las que reclamaba "que otro modelo económico es posible" y que la "soberanía nacional es del pueblo".

En Lugo, alrededor de un centenar de delegados sindicales de CIG se han concentrado también ante el edificio de la Subdelegación del Gobierno para mostrar su rechazo a la reforma de la Constitución.

El secretario comarcal de la central sindical, Xosé Ferreiro, rechazó el cambio constitucional puesto que "los gobiernos no tendrán la posibilidad de realizar infraestructuras, que pasará a hacer el sector privado".

Comentarios