Un juzgado confirma que el Ayuntamiento no tiene competencia para parar unas obras en Massó

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Pontevedra ha confirmado que el Ayuntamiento de Cangas no tiene competencia para paralizar unas obras denunciadas en agosto de 2009 por la Cofradía de Pescadores en la zona de Massó, donde una promotora construye un puerto deportivo.

Así, la sentencia avala la decisión municipal --del 11 de septiembre de 2009-- de desestimar las peticiones incluídas en una denuncia de la Cofradía realizada el 28 de agosto de ese mismo año; donde solicitaba paralizar las obras e incoar expediente sancionador y de reposición de legalidad a propósito de unas obras en esa zona donde, entre otras actuaciones, se estaba ampliando una escollera.

La resolución judicial viene a dar la razón a la alcaldesa, Clara Millán, que defendía que el Ayuntamiento no tenía competencia para detener esas obras, las cuales están ubicadas en terrenos de la Autoridad Portuaria de Vigo --en una concesión administrativa--.

De este modo, la sentencia especifica que, aunque para materializar el proyecto constructivo y de explotación del puerto deportivo de Massó hay actuaciones para las que la empresa debe ''solicitar y obtener licencias municipales'', en el caso concreto de las obras denunciadas no se requiere de permisos del Ayuntamiento, ya que los trabajos se refieren a la ''consolidación y reparación de elementos portuarios''.

INVASIÓN COMPETENCIAL

Por tanto, indica que el Ayuntamiento ''no puede tomar la decisión de paralizarlas ni incoar expediente de reposición de la legalidad'' ya que, de actuar de esa forma, ''estaría invadiendo un ámbito competencial impropio''.

Asimismo, recuerda que una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia indica que la ausencia de un Plan Especial del Puerto --como ocurre en la Autoridad Portuaria de Vigo-- ''no puede conllevar a que no se pueda realizar este tipo de obras en los puertos''.

La resolución del Contencioso Administrativo número 2 de Pontevedra, con fecha de 28 de febrero de 2011 y que puede ser recurrida por las partes, desestima un recurso que la Cofradía de Cangas presentó una vez que el Ayuntamiento desestimó, el 11 de septiembre de 2009, la denuncia que el pósito había presentado en agosto de ese año.

La Cofradía interpuso el recurso contencioso administrativo contra el Ayuntamiento de Cangas y, como codemandada, figuraba la empresa Puentes y Calzadas --que acomete las obras--.

Comentarios