Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Un morañés denuncia que los vecinos le impiden el acceso a su vivienda

José Antonio Neira Rodríguez muestra las piedras de grandes dimensiones que cortan la entrada a su domicilio
José Antonio Neira Rodríguez muestra las piedras de grandes dimensiones que cortan la entrada a su domicilio
Asegura que colocaron piedras en la entrada de su casa, en una vía "pública", mientras que la alcaldesa explica que se trata de una finca privada cuyos propietarios tienen derecho a cerrarla

Todo empezó en el año 2013, cuando José Antonio Neira Rodríguez y su mujer, asegura este, se vieron obligados a abandonar su vivienda morañesa en A Peroxa porque los vecinos habían bloqueado los accesos a su propiedad. Y todo ello, supuestamente, porque José Antonio había denunciado unas presuntas irregularidades urbanísticas en la zona.

Ese año, tras dar parte de la situación tanto a la Guardia Civil como a la Fiscalía, ésta última, según Neira, les dijo que moviesen las piedras de grandes dimensiones que impedían el acceso a la finca. Él y su esposa, que son gallegos de nacimiento pero que residen en Madrid, decidieron no hacerlo, ya que "si movíamos las piedras al día siguiente las volverían a poner". Así, alquilaron un piso en Pontevedra y abandonaron la casa de Moraña.

Ahora, José Antonio Neira ha vuelto para recuperar la casa porque hay una persona interesada en alquilarla. Sin embargo, al llegar se encontró con que las piedras continuaban en el mismo lugar, bloqueando el acceso a la vivienda. Por ello, envió un burofax a la Fiscalía, pero recibió la misma respuesta: que apartase él mismo las piedras para poder entrar, asegura. Esta vez, contrató la maquinaria necesaria para hacerlo, pero se encontró con que los vecinos, "familiares de la alcaldesa", remarca Neira, se suben a las piedras para evitar que las quite de allí.

Asimismo, asegura que la regidora "sabe" que se trata de un acceso público y que le están impidiendo la entrada a su domicilio.

Por su parte, la alcaldesa, María Luisa Piñeiro Arcos, explica que en su momento se le concedió una licencia al denunciante para construir una casa con un acceso por la vía pública. Sin embargo, cerró esta entrada "que dio lugar a que tuviera una licencia, e hizo un camino hacia una zona que es privada". Así, al contrario de lo que dice Neira, la alcaldesa asegura que los vecinos, propietarios del terreno por el que pretende pasar este matrimonio hacia su domicilio, cerraron su finca en todo su derecho, ya que el denunciante en ningún momento pidió permiso para entrar por ese lugar. Asimismo, la regidora dice que Neira perdió todos los recursos judiciales y "ahora el propietario de esa parcela no le deja entrar".

"Ese señor lo que tiene que hacer es volver a abrir el acceso por la zona pública y dejar el de la zona privada", apunta Luisa Piñeiro, y añade que "que se dedique a cumplir la ley".

Un morañés denuncia que los vecinos le impiden el acceso a su vivienda
Comentarios