Martes. 12.12.2017 |
El tiempo
Martes. 12.12.2017
El tiempo

Un pescador captura una cría de tiburón en Loira

Ejemplar de tiburón azul pescado accidentalmente en Marín
Ejemplar de tiburón azul pescado accidentalmente en Marín
Eugenio Graña, de la Asociación de Pescadores Chirleu, atrapó un ejemplar accidentalmente a una veintena de metros de la playa marinense

Un pescador de la asociación Chirleu capturó el pasado domingo una cría de tiburón azul en la playa de Loira, en Marín. "Estaba pescando fanecas a 22 metros de Loira", comienza explicando Eugenio Graña, un pescador jubilado que se encontraba pescando en esta zona de la ría de Pontevedra. "Por debajo del barco había varios, se ve que una madre parió por aquí".

Eugenio Graña intentó que no se enganchara ninguna en el anzuelo, pero al recoger el anzuelo subió una de las crías casi sin querer. El pescador lleva 17 años jubilado y en todo este tiempo no había tenido oportunidad de encontrarse con ninguna, aunque compañeros de afición y buceadores sí se han encontrado con estos animales, frecuentes en aguas más cálidas.

"Se metieron por debajo del barco. Eran varios y uno de ellos quedó enganchado en el anzuelo. Me di cuenta al subirlo"



O SANTO. De todos modos, no es infrecuente que las crías de esta especie frecuenten la ría de Pontevedra. Así, en agosto del año pasado fue hallado un ejemplar en la playa marinense de O Santo, no muy lejos de donde Engenio Graña pescó esta cría de tiburón. 

En esa ocasión, una pequeña cría de tiburón fue encontrada por unos niños que estaban jugando en el agua. El escualo apareció entre sus rodillas. Con la emoción y el susto en el cuerpo los menores corrieron a alertar a varios adultos del descubrimiento de este animal, que probablemente llegó hasta las aguas de este arenal desorientado.

El pequeño tiburón fue capturado en una tina con agua y posteriormente, se avisó a la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma), que recomendó soltarlo en una zona profunda de la ría.

En los últimos años biólogos del CSIC constataron una mayor presencia de este tipo de escualos en las costas gallegas. No son peligrosos, ya que se alimentan de otros peces y solo se acercan a aguas poco profundas si se pierden o están heridos.

Un pescador captura una cría de tiburón en Loira