Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

Una aldea neolítica para la parroquia de Salcedo

Vecinos que asistieron a la asamblea que la Comunidade de Montes de Salcedo celebró ayer en la ‘Casa Verde’.
Vecinos que asistieron a la asamblea que la Comunidade de Montes de Salcedo celebró ayer en la ‘Casa Verde’.
La Comunidade de Montes dio el sábado su visto bueno al proyecto propuesto por la directiva, que tiene como objetivo consolidar la parroquia como un referente en la divulgación arqueológica

La parroquia de Salcedo se ha marcado el reto de consolidarse como un referente en la recuperación y divulgación de su patrimonio histórico y etnográfico. Cuando están a punto de finalizar los trabajos de consolidación de las estructuras que componen el castro de As Croas, la Comunidade de Montes ya tiene en mente otra actuación con la que pretende dar un paso más para potenciar esta zona del rural como un destacado centro de difusión arqueológica: la construcción de una réplica de una aldea neolítica.


Los comuneros que participantes en la asamblea que tuvo lugar ayer en el nuevo local social de la parroquia (denominado ‘Casa Verde’) aprobaron el proyecto que les presentó la junta directiva con el objetivo de "complementar o rico patrimonio arqueolóxico que temos a suerte de ter nesta parroquia", explicó el presidente de la Comunidade de Montes, Fernando Pintos.


Esta iniciativa, que deberá contar con la preceptiva autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia, pretende crear, en la zona en la que están situados los petroglifos de Outeiro da Mina, un área recreativa, de ocio y esparcimiento para el disfrute no solo de los residentes en esta parroquia sino también de los que viven en la ciudad y en el resto del rural pontevedrés. Esta actuación también busca explotar el potencial turístico de Salcedo.


El proyecto diseñado por el equipo directivo que preside Fernando Pintos se desarrollará en tres fases. La primera de ellas se centrará en la creación de la réplica de una aldea neolítica en la que los escolares podrán desarrollar diversas actividades para el conocimiento de la cultura primitiva.


Para perfilar este plan la junta directiva de la Comunidade de Montes se inspiró en la experiencia de los yacimientos arqueológicos de Campolameiro y Tourón (Ponte Caldelas), que fueron a visitar ‘in situ’ representantes de la agrupación parroquial.


La segunda fase del proyecto de difusión arqueológica consistirá en la creación de un pequeño centro de interpretación, similar al de Tourón, mientras que la tercera fase se centrará en el acondicionamiento del entorno natural, con la apertura de senderos y la colocación de señalización y paneles informativos.

La recuperación orográfica de la parcela en la que está el campo de tiro cuesta 200.000 euros, según un estudio de los comuneros

El enclave natural en el que se pretende levantar la aldea neolítica se acondionará con una plantación de castaños que ocupará una superficie de dos hectáreas. Se trata de un espacio en el que confluyen la ruta de senderismo ‘'Salcedo no tempo'’ (que parte desde las márgenes del río de Os Gafos) y el espacio etnográfico '‘Sete Camiños'’, en cuyo trazado se encuentra una serie de mámoas y petroglifos.


La Comunidade de Montes de Salcedo plantó en el último lustro alrededor de 30.000 árboles de especies frondosas, de ribera y coníferas. "Os montes de esta parroquia serán un parque natural dentro de dez anos, sempre e cando non haxa lumes", matizó Fernando Pintos. Además, precisó que desde el año 2011 la agrupación parroquial recuperó una superficie forestal de 120 hectáreas en los montes de San Martiño, A Esculca, Armada y Matalobos.

CAMPO DE TIRO. El traslado del campo de tiro del cuartel militar General Morillo, sede de la Brigada Aerotransportable (Brilat) fue otro de los asuntos que se abordaron en la asamblea. La junta directiva informó que el coronel Vicente González, jefe de la base, le comunicó que antes de que finalice el presente mes dejarán de efectuar las prácticas de tiro en el monte de San Martiño para trasladarse a las nuevas instalaciones, ubicadas en San Xulián (Marín) que, además, cuentan con una galería de tiro.


Además, la Subinspección General del Ministerio de Defensa envió a la junta directiva de la Comunidade de Montes un escrito en el que ratifica el compromiso de dejar la parcela del actual campo de tiro en unas condiciones similares a las que se encontraba antes de su construcción. El inicio de las obras están pendientes de la aprobación de los Presupuestos del Estado.


Cuando se efectúe el traslado del campo de tiro los comuneros habrán conseguido el objetivo que se habían propuesto cuando reclamaron por la vía judicial la titularidad de los terrenos que utilizaban los militares para sus maniobras: disponer para uso vecinal de 100 hectáreas del monte de San Martiño, que la Brilat no volverá a utilizar para sus adiestramientos. Según el pacto al que llegaron Defensa y los comuneros de Salcedo el pasado 16 de julio de 2014, la institución castrense podrá seguir disfrutando de 71 hectáreas por las que está pagando un alquiler a los comuneros.


La Comunidade de Montes presentó a Defensa un proyecto para la recuperación de la orografía de las cinco hectáreas de terreno que ocupa el actual campo de tiro. Esta actuación está presupuestada en 200.000 euros, según la propuesta que elaboró el colectivo parroquial y que ya está en manos de la Subinspección General del Ministerio de Defensa.

Una aldea neolítica para la parroquia de Salcedo
Comentarios