Una colisión entre dos trenes deja 15 muertos y al menos 54 heridos

Así quedaron ambos trenes tras el choque. En la foto, agentes policiales y del cuerpo de emergencias trabajan en la zona (EFE/Jacek Berdnarczyk)

El grupo de 19 estudiantes españoles que viajaban en uno de los trenes accidentados anoche en Polonia están ilesos y refugiados en una escuela próxima a la ciudad de Zawiercie (sur), donde colisionaron dos trenes, confirmó a EFE el centro de coordinación de emergencias.

Al menos 15 personas han muerto y otras 54 resultaron heridas al chocar de frente los dos trenes alrededor de las 21.00 hora local (20.00 GMT) de este sábado. En los dos convoyes viajaban alrededor de 350 pasajeros y, además del grupo de españoles, había franceses y ucranianos.

El siniestro se produjo cuando el tren que cubría el trayecto entre Varsovia y Cracovia transitaba por una vía equivocada y chocó de frente con el que se dirigía a la capital polaca desde Przemysl (sureste).

El primer ministro polaco, Donald Tusk, se trasladó esta madrugada al lugar de los hechos, donde reconoció que se trata de uno de los accidentes ferroviarios más graves de la historia polaca. "La realidad es mucho más dramática que las imágenes", lamentó Tusk frente al amasijo de hierros en el que quedó convertido uno de los vagones.

TESTIMONIOS
"No recuerdo sensación de frenado, sólo el fuerte impacto", explicaba uno de los viajeros en declaraciones que recogió la cadena de televisión TVN24. "Oíamos a la gente gritar, aunque nosotros sólo podíamos rezar y esperar", añadió este pasajero, que ocupaba un compartimento en el vagón número trece del tren que se dirigía a Cracovia.

En las operaciones de rescate participaron 450 bomberos y más de un centenar de policías, aunque los primeros en asistir a los heridos fueron varios vecinos al lugar del siniestro.