viernes. 10.04.2020 |
El tiempo
viernes. 10.04.2020
El tiempo

Una joven que lleva más de 6 años a la espera de un trasplante reivindica la donación

La joven de 24 años natural del municipio pontevedrés de Ribadumia Ana María Castro Chaves, que padece una insuficiencia renal crónica por la que lleva de seis años a la espera de un trasplante de riñón, compareció hoy ante los medios de comunicación para explicar su caso con el objetivo de concienciar a la sociedad respecto de la importancia de la donación de órganos.

"Quiero contar mi experiencia para incrementar la sensibilidad sobre este problema, para que la mayoría de las personas entiendan la importancia de donar órganos", apuntó Castro, quien reclamó a la sociedad que sea consciente de que "mucha gente, más grave" que ella, "se encuentra en lista de espera para recibir un órgano que le hace mucha falta".

A esta joven le fue detectada una insuficiencia renal crónica terminal cuando tenía 18 años, y lleva más de seis en lista de espera para que le sea trasplantado un riñón, lo que le "destrozó toda la juventud", lamentó. Esta dolencia provoca que tenga que someterse diariamente a un tratamiento de diálisis peritoneal que ella misma se aplica y que le obliga a estar conectada a una máquina nueve horas y media cada día.

A consecuencia de esta enfermedad tuvo que ser operada en dos ocasiones de la tiroides, y los médicos le indicaron que probablemente tenga que ser intervenida por tercera vez en los próximos meses. También sufre de una elevada tensión arterial que provoca que, con frecuencia, tenga que ser ingresada y se le aplique hemodiálisis en lugar del tratamiento habitual, siendo este "mucho más fuerte todavía, porque lo que me cambia totalmente una vida que ya tengo cambiada".

Esta joven arousana, que tiene que ingerir más de 15 pastillas al día, también sufre de unas fuertes migrañas "dos veces por semana" y una anemia "muy grande", por la que será sometida a una aspiración de médula que determine si esta dolencia también tiene su origen en la insuficiencia renal que padece.

Además, reconoció que sus problemas se han agravado en los últimos meses y, por ello, indicó que los médicos que la tratan le apuntaron que necesita ya que le sea trasplantado un riñón.

"MI CUERPO NO AGUANTA"

"Mi cuerpo no aguanta, cada vez me están saliendo enfermedades nuevas", afirmó Castro, quien añadió que los órganos donados deben ir en primer lugar a las "personas que más lo necesiten", aunque el empeoramiento de su situación la hace suponer que "ahora estaré yo en esos casos". Pese a todo, sigue a la espera ya que todavía no ha aparecido un riñón compatible.

En caso de que éste no llegue, cabe la posibilidad de que se lo done un familiar directo, y Castro añadió que tanto sus padres como sus hermanos están dispuestos a realizarse las pruebas que determinen si sus órganos son o no compatibles.

A pesar de esta enfermedad, Ana María Castro aseguró ser una persona con "mucha fuerza de voluntad" que siempre piensa en el futuro, "en el día que llegue el riñón y esté bien".

Una joven que lleva más de 6 años a la espera de un trasplante...
Comentarios