Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Una treintena de buzos se vuelcan con la búsqueda de la tripulación desaparecida del 'Santa Ana'

Una treintena de buzos han reanudado hoy la búsqueda de los cuerpos de los cinco tripulantes aún desaparecidos en el naufragio el pasado lunes del barco pesquero Santa Ana, junto a la isla Erbosa, a media milla de Cabo Peñas, tras hallarse ayer el cadáver de Lucas José Mayo Abeijón.

Esta misma tarde el marinero será enterrado en la parroquia de Tal. La salida del tanatorio, a donde llegó la pasada noche, está prevista para las 17,00 horas, según fuentes consultadas por Europa Press.

Fuentes de la Guardia Civil han informado a Efe de que el operativo de rescate se ha desplazado al lugar en el que se encuentra el barco hundido, al que los buzos confían en acceder en cuanto las condiciones permitan la inmersión.

Todos los especialistas en actividades subacuáticas de Salvamento Marítimo y de la Guardia Civil desarrollan turnos sin descanso desde primera a última hora de cada jornada, a excepción del buzo herido ayer en una mano cuando participaba en la tareas de rescate.

Los buzos lograron ayer entrar en el buque Santa Ana, sumergido desde el naufragio del pasado lunes en una zona rocosa de fuertes corrientes.

En la zona, afectada esta mañana por niebla, se mantiene el operativo de búsqueda en superficie con la participación de cuatro embarcaciones de Salvamento Marítimo y una patrullera de la Guardia Civil, además de un helicóptero y un avión.

La búsqueda fue suspendida en la tarde de este viernes con la llegada de la noche y tras resultar lesionado uno de los buzos que participan en el operativo, que tuvo que ser evacuado en helicóptero debido a una herida en la mano. 

El capitán de la Guardia Civil Emilio González explicó a los medios de comunicación que el cuerpo de Mayo Abeijón, natural de la localidad coruñesa de Muros, se encontraba en los camarotes del pecio, donde no localizaron, por el momento, más cuerpos.

Los especialistas en actividades subacuáticas lograron así el viernes, por pirmera vez, entrar en el barco, que permanece hundido en vertical junto a la isla Erbosa, a media milla de Cabo Peñas, a través de una trampilla de acceso al parque de pesca.

Los buzos encontraron ese primer cuerpo pasadas las 14.00 horas. Los citados especialistas de la Guardia Civil tenían previsto entrar en el Santa Ana por la puerta de cubierta para tratar de llegar por el interior a los camarotes de popa, pero la gran cantidad de enseres que han quedado esparcidos les impiden el paso.

De forma paralela, los buzos de Salvamento Marítimo iban a realizar un agujero en el casco en la zona de popa para garantizar un acceso alternativo, algo que finalmente no fue necesario al encontrar una nueva vía a través de la trampilla del parque de pesca.

El cuerpo del marinero fue trasladado a Avilés, donde los familiares de la tripulación aguardaban al desenlace del operativo de rescate.

Una treintena de buzos se vuelcan con la búsqueda de la tripulación...
Comentarios