martes. 20.08.2019 |
El tiempo
martes. 20.08.2019
El tiempo

Unas 20.000 personas invaden Moraña para degustar 'carneiro ó espeto' en un día sofocante

Moraña vivió ayer otra multitudinaria y sofocante edición de la Festa do Carneiro ó Espeto, en la que unas 20.000 personas pasaron por la localidad para sentarse a degustar este manjar bajo la carballeira de Santa Lucía o en alguno de los establecimientos hosteleros. ''Notouse un cambio de tendencia -explicó Javier Magariños, portavoz de Protección Civil-. Antes a xente viña máis cedo e marchaba, pero este ano congregouse toda sobre a unha da tarde e moitos preguntaron onde podían quedar a comer carneiro. Desta vez todos os bares e restaurante serviron este prato ó espeto, asado ou guisado''.

A esas horas el casco urbano era un hervidero de gente y entre los asistentes no faltaron las autoridades. La nueva alcaldesa, Luisa Piñeiro, ejerció como anfitriona en el tradicional paseíllo alrededor de las decenas de animales que se asaban a fuego lento desde las siete de la mañana.

Piñeiro estuvo acompañada por el presidente de la Deputación, Rafael Louzán; la diputada provincial Begoña Estévez; y otros representantes del Partido Popular en la comarca, como los alcaldes de Cuntis, Antonio Pena; Valga, José María Bello Maneiro, y Portas, Roberto Vázquez, así como el portavoz del PP de Caldas, Jesús Goldar. Todos ellos compartieron carneiro y empandada en una de las 141 mesas desplegadas bajo la carballeira de Santa Lucía.

Allí, el calor sofocante de la jornada se vio aliviado no solo por la sombra de los árboles, sino también por una malla acrílica.

Queimada

Precisamente por la malla y el calor, la organización advirtió a los cerca de 3.000 comensales que se abstuvieran de elaborar queimada, por el riesgo que podría suponer. Eso llevó a Miguel Ángel Mouro, 'o rei da queimada' a desplegar sus dotes con la aguardiente a unos metros del recinto. Él fue uno de los protagonistas de la jornada, ya que se encargó de reservar 16 mesas.

''Estoy enamorado de esta fiesta y de su organización. ¿Qué mejor sitio para celebrar mi jubilación?'', comentaba este representante de la multinacional de electrodomésticos Whirlpool, coruñés de adopción, que se llevó a Moraña a 300 invitados, entre familiares, amigos y comerciales. ''Hace seis años un amigo me trajo a esta fiesta y desde entonces vengo cada año con mis invitados. El año pasado reservé siete meses, este 16. El que viene volveré para celebrar mi primer año como jubilado'', anunció antes de arrancarse con el 'Miudiño' al son del acordeón.

Otro insigne personaje camuflado entre la multitud fue Amancio, el mítico exfutbolista del Real Madrid, invitado de lujo de la Peña Madridista de A Estrada.

Tampoco fue O Mouro el único que celebraba su jubilación. Así lo hizo, además, José Luis Garabán, carpintero del Concello desde hace 18 años y el principal encargado de montar toda la infraestructura para la fiesta. Él, al igual que muchos operarios municipales, no cobran ni una hora extra por el trabajo a mayores que supone la fiesta. Desde la organización se subrayó que fue este el segundo año en el que se asaron más animales, 168, entre los 141 de los lotes y los demás compromisos de los maestros asadores, Suso O Muiñeiro, Enrique Silva, Dalmacio Pereira y sus ayudantes.


Unas 20.000 personas invaden Moraña para degustar 'carneiro ó...
Comentarios