UU.AA acusa al Igape de no avalar la deuda de los primeros compradores de Clesa

Unións Agrarias acusa a la Xunta y, en concreto, al Igape (Instituto Galego de Promoción Económica) de ''aplazar sin motivo aparente'' el cumplimiento del compromiso ''adquirido'' de avalar la deuda de los primeros compradores de la fábrica de Clesa en Caldas de Reis (Pontevedra).

En consecuencia, los productores y explotaciones ''siguen teniendo retrasos en los pagos'', denuncia el sindicato agrario en un comunicado de prensa en el que cifra el volumen de deuda en 3,77 millones de euros.

Con ''un coste mínimo'' para la Administración autonómica, el aval, subraya UU.AA., ''contribuiría en buena medida a reconducir la difícil situación que viven los afectados por Clesa en Galicia''.

El director xeral del Igape, Joaquín Varela, ''se comprometió en una reunión con responsables de UU.AA. y de los primeros compradores a avalar parte de la deuda contraída, con el fin de aliviar la difícil situación de las seis empresas intermediarias y los más de 500 ganaderos que proveían la marca Clesa'', apunta.

''INDISPENSABLE''

En Galicia, un total de 160 empleados de la planta en Caldas, seis empresas de primeros compradores, proveedores de la marca y 523 explotaciones están afectados por las últimas decisiones empresariales de la empresa láctea propiedad del Grupo Nueva Rumasa.

''Es indispensable y totalmente necesario que el Gobierno gallego tranquilice al sector con el fin de dar estabilidad al mercado y contribuir a solucionar una situación que dura ya casi seis meses'', remata el sindicato.

Comentarios