Vilaboa anula el Día do Maior para repartir lotes de comida a 80 familias por Navidad

El Concello de Vilaboa ha tomado las primeras determinaciones para poder hacer frente a corto plazo a los compromisos de su Departamento de Servizos Sociais, tras conocerse que los recortes de la Consellería de Benestar al Plan Concertado en este municipio supondrían el ingreso de 37.096 euros menos que el año anterior.

Luis Poceiro, el alcalde, reconoció este miércoles que la situación es muy delicada, pues se trata de un departamento con una cartera de servicios muy amplia y diversa que abarca a los sectores de población más desprotegidos del municipio. Por ese mismo motivo, y porque las cuentas del Concello no están como para 'rascar' 37.000 euros en el último tramo del ejercicio, se han tomado las primeras medidas, drásticas y provisionales, pero con la intención de mantener los objetivos más importantes y urgentes. Así, el alcalde reconoció que ya ha mantenido, en compañía de la concejala de Servizos Sociais, una reunión con los miembros de la Asociación de Xubilados de Vilaboa, para exponer la situación: no habrá fondos para la Festa do Maior, una comida que se celebra todos los años en el restaurante Mochi y que reúne a unas 400 personas.

''Contabamos con renovar esas axudas porque formaban parte dun convenio plurianual, así que mantivemos as actividades todo o ano e os fondos están practicamente esgotados. Así que temos que ir rectificando e, de momento, suspender este xantar permitiranos contar con 6.000 euros para poder ofrecerlles os lotes de comida que, polo Nadal, lles entregamos ás familias desfavorecidas. E poderemos comprar os xoguetes e agasallos para os cativos destas familias, algo que facemos dende sempre. Os membros da Asociación de Xubilados foron moi comprensivos e aceptaron a decisión''.

Estas aportaciones para las familias en situación de emergencia social exigen unos 2.000 euros, mientras que para los juguetes tal vez hará falta menos, pues ya se ha difundido un bando solicitando la colaboración ciudadana. Los vecinos están llamados a aportar juguetes en buen estado.

El resto se irá a las áreas de más emergencia, como el Servizo de Axuda no Fogar para mayores solos. El regidor reconoció que no quiere que las cinco personas que cuentan con este apoyo, se queden sin él. Lo tendrán aún hasta diciembre. No hay garantías, eso sí, de que se pueda continuar luego. El Gobierno Bipartito enviará a la Xunta un texto aprobado en Pleno en el que se instará al Gobierno de Feijóo a cumplir su promesa pública de no 'tocar' el gasto social. Además, se impugnará el decreto ''que non cumpre dous puntos das bases'', dice el alcalde.

En la orden de convocatoria de marzo de 2011 se recoge expresamente que, tanto la subvención concedida en 2010 por los conceptos de Personal, como para Axuda no Fogar son conceptos de prórroga para 2011. Por ello, Vilaboa considera que, al pasar de 11.719 euros a 1.760 en Axuda no Fogar y de 6.014 a cero en el salario del administrativo, se vulnera el objeto de la convocatoria.

El departamento tiene que hacer frente a otro gran problema, se queda sin 18.000 euros para el Programa de Integración de Inmigrantes. Vilaboa recibía la ayuda desde el año 2000, es decir, que estaba consolidada. De ella depende la contratación del mediador intercultural. La tardanza en la resolución y el recorte sin previo aviso dejan a Vilaboa en situación de vulnerabilidad, pues no puede hacer frente a pagos ya comprometidos, pues llevó a cabo actividades, contando con que determinados conceptos siguiesen considerándose prorrogados.

Comentarios